Archivo de la etiqueta: reflexión profesional

La escritura creativa en las aulas. En torno a los talleres literarios

Uno de los primeros títulos que quisimos reseñar en esta pequeña colección de nuestros libros de cabecera fue “Grafein. Teoría y práctica de un taller de escritura”, por ser uno de nuestros primeros descubrimientos recién llegadas a la docencia. Como su nombre indica, nos invitaba a trabajar la escritura creativa en el aula con un montón de propuestas eficaces e imaginativas. 

Quizás haya una parte del profesorado que no sienta tanto la necesidad de trabajar la escritura creativa, de trabajar con el alumnado la producción de textos de  intención literaria. Está claro que nuestro alumnos y alumnas tienen que aprender a escribir adecuadamente pero …” al fin y al cabo nuestro alumnado no va a dedicarse a la literatura…” Es evidente que no. Entonces… ¿por qué es importante trabajar la escritura creativa? 

A nuestro entender, y como se justifica en este libro de Benigno Delmiro  que os presentamos, la gran virtualidad de la escritura creativa es que permite al alumnado un acercamiento a la literatura desde lo vivencial porque la lectura e interpretación de textos literarios se convierte entonces en una experiencia emocional que nos sirve de base para crear nuestros propios textos. Y es en este mismo acto de creación donde los chicos y chicas pueden llegar a entender mucho mejor cuál es la función de la literatura, cómo funciona el lenguaje literario, qué nos aporta la función estética…, a la par que desarrollan su propia creatividad y aprenden a expresar sus emociones.

Sin embargo, la corriente de escritura creativa que tomó cuerpo en los llamados talleres literarios (en España especialmente hacia finales de los setenta y en la década de los ochenta, unidos también al auge de los movimientos de renovación pedagógica) se fue desvaneciendo en las siguientes décadas debido a la introducción en el curriculum y en las aulas de las propuestas  de la gramática del texto, las tipologías textuales, la psicolingüística… que enmarcaban y daban sentido al trabajo de producción  de textos pero centrado en la creación de textos funcionales,  fuera del ámbito literario. Se seguía haciendo creación de textos pero no tanto escritura creativa.

A pesar de esto, el concepto de educación literaria, que ha ido cogiendo fuerza en los últimos tiempos, junto con todo el aporte de herramientas que nos ha llegado del mundo digital parece que han hecho revivir de nuevo esta práctica docente. Hemos visto y vemos en los últimos veinte años propuestas muy interesantes de trabajo de educación literaria unida a la creación/recreación de textos.

Esto nos lleva a revisar de nuevo, además del Grafein, muchos de los libros y autores que nos condujeron por este camino. Y como son tantos, y sería difícil reseñarlos todos, hemos escogido el libro de Benigno Delmiro Coto “La escritura creativa en las aulas. En torno a los talleres literarios” porque el autor hace en él un verdadero compendio de todos ellos.

El libro se divide en tres grandes apartados:

  • La escritura en los aledaños de lo literario. En este apartado hace una reflexión sobre la escritura creativa. La sitúa dentro del desarrollo de la competencia de aprender a escribir pero ahondando en la idea de que desarrollar la escritura creativa de intención literaria, junto con la lectura y la interpretación de los textos, es la mejor manera de acercamiento al hecho literario para nuestro alumnado.
  • Los talleres literarios como alternativa didáctica En este apartado, después de definir la esencia de los talleres literarios, hace un compendio bastante exhaustivo de los principales autores y libros referentes de este ámbito. Desde los primeros talleres en Estados Unidos, pasando por las propuestas “oulipianas” como el imprescindible “Ejercicios de estilo” de Queneau, pasando en Italia por el entrañable Rodari con “La gramática de la fantasía”, parándose en España en el tándem Sanchez-Enciso y Rincón, que nos enseñaron en la década de los 80 a entender la enseñanza de la literatura de otra manera con sus libros “El Taller de la novela”, “El alfar de poesía”…, y sin olvidar las propuestas latinoamericanas, entre las que está por supuesto el citado Grafein, etc. Si alguien está realmente interesado en el tema le resultará muy útil este apartado porque seguramente no están todos los que son pero desde luego son imprescindibles todos los que están. Este catálogo que nos ofrece Benigno nos permite un recorrido por las principales propuestas de talleres literarios a través de la historia. 
  • Algunas propuestas de intervención en el aula. Esta parte es una colección de diez propuestas propias de un taller literario inspiradas en muchos de los modelos arriba citados e inspiradoras asimismo para todo docente que quiera trabajar la escritura creativa.

Benigno Delmiro Coto es catedrático de Lengua y Literatura en Educación Secundaria. Actualmente, trabaja en el IES Rosario de Acuña de Gijón (Asturias). Ha publicado artículos en el ámbito de la enseñanza literaria en diversas revistas y ha colaborado en varias obras colectivas sobre el tema. Asimismo ha participado en numerosas actividades de formación del profesorado y ha dirigido también talleres literarios en otros ámbitos profesionales fuera de la enseñanza reglada. En este libro habla de su práctica pero también hace un recorrido histórico por las referencias más importantes en la escritura creativa. Un libro muy recomendable si quieres bucear con tu alumnado en el mundo de la creación literaria.

 

Ayudando a comprender los textos en el aula

Seguro que los problemas de comprensión lectora son unos de los que más preocupan al profesorado, en general, y al profesorado de lenguas, en particular. “No entienden lo que leen” , “no tienen recursos ante las dificultades de comprensión”, “si no entienden los textos cómo van a aprender los contenidos”, etc.

En una entrada anterior, reseñamos el libro “Estrategias de lectura”, de Isabel Solé, que, para nosotras fue y sigue siendo un referente en este campo. Hoy queremos traer al blog la obra de Emilio Sánchez de Miguel, también inspirador para nosotras desde sus primeros libros, como “Los textos expositivos. Estrategias para mejorar su comprensión” (1986) o “Procedimientos para instruir en la comprensión de textos” (1989), ambos descatalogados actualmente (quizás podáis encontrar una versión en pdf en internet). En el 2010, nos reencontramos con él cuando publica, basado en una investigación de prácticas de aula, “La lectura en el aula: qué se hace, que se debe hacer y qué se puede hacer” junto con una Guía para el profesorado que nos parece un material realmente útil y que queremos compartir con vosotros.

Emilio Sánchez de Miguel es catedrático en el Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación en la Universidad de Salamanca, y con un grupo de profesores de la Universidad de Salamanca dedicados a la Psicología de la Educación lidera el Grupo A.I.A.P.E. (Aprendizaje, Instrucción y Análisis de la Práctica Educativa)

El propósito principal de este grupo, como ellos mismos apuntan es ” plantearnos cómo conectar los conocimientos generados en el mundo académico con la práctica profesional.”, lo cual es muy de agradecer en un ámbito universitario que, a menudo, teoriza sin buscar demasiados puentes con la experiencia docente de las aulas.

Con dos de compañeros del A.I.A.P.E., García Pérez, José Ricardo y Rosales Pardo, Javier, publica en 2010, en la editorial Grao, el libro “La lectura en el aula: qué se hace, que se debe hacer y qué se puede hacer” .

Este libro, que os recomendamos, da soporte teórico y recoge la experiencia de investigación llevada a cabo con docentes de primaria y secundaria sobre las prácticas de aula en torno a la lectura. Como los autores dicen: “… el núcleo del libro no son los conocimientos teóricos sobre la lectura, sino el análisis de lo que ocurre en las aulas cuando alumnos y profesores leen y usan textos relacionados con objetivos y contenidos instruccionales”.

El libro se divide en tres grandes partes o retos, como ellos los denominan.

El primero es el “Reto del alumno” , que se centra en qué significa comprender, cuáles son las las competencias de un buen lector y cómo se fomenta la comprensión lectora desde la idea de “ayudar a comprender” frente a la de “enseñar a comprender”.

El segundo es el “Reto del profesor”, donde los autores recogen y explican la investigación realizada y se fijan en aspectos del “qué se hace” y “que se podría hacer”, en base a “que se debería hacer”: cómo se organiza la participación de alumnos y profesores durante el desarrollo de una lectura en el aula, si se planifica y cómo se planifica la lectura, qué estrategias de lectura se utilizan, que tipos de ayuda se presta a los alumnos en el proceso de lectura y qué obstáculos hacen tan difícil el cambio.

El tercer y último reto es el “Reto del asesor” que nos da pistas sobre cómo ayudar al profesorado para que ayude a sus alumnos/as.

Vinculada con el libro y la investigación realizada se publicó también en Leer.es, portal al que Sánchez Miguel ha estado muy vinculado desde su inicio, una “Guía para mejorar y trabajar la comprensión durante la lectura del libro de texto en clase” (Secundaria) dirigida más directamente al profesorado (hay una versión que incluye también la experiencia de Primaria), cuya lectura y aplicación os recomendamos muy especialmente. Esta Guía es un material aún más enfocado a analizar la practica de aula con respecto a la lectura de los textos y a proponer estrategias para planificarla desarrollarla y evaluarla mejor. Todo ello con un sentido práctico y realista, sabiendo que las dinámicas de aula creadas no se cambian de la noche a la mañana, y por lo tanto proponiendo un camino, paso a paso, para mejorara nuestras prácticas educativas con respecto a la lectura,

La Guía se divide en cuatro grandes partes:

  • Cómo planificar
  • Cómo evaluar
  • Cómo ayudar
  • Lo que cuesta cambiar

Cada una de los tres primeras, a su vez, tienen la misma estructura dividiéndose en cinco apartados fijos:

  • I ¿Por qué es importante…(en cada caso)?
  • II Algunos ejemplos.
  • III Para pensar en cómo…(en cada caso).
  • IV Un camino hacia el cambio.
  • V Para seguir pensando.

La cuarta parte, sin embargo, con otra estructura, se divide en estos cuatro apartados:

  • I Falta de conciencia del texto.
  • II Confundir temas con logros.
  • III No dar importancia al texto.
  • IV Desmigar.

Esta Guía presenta ejemplos de prácticas reales de profesores/as, tomados de la investigación, sobre cómo planifican y evalúan la compresión de un texto leído en clase y qué tipos de ayudas brindan al alumnado en este proceso. Una virtualidad interesante de este material es que utiliza textos normales, de los que usamos habitualmente en cualquier área cuando vamos a introducir o trabajar un tema, pero el reto es cuestionarnos ¿cómo presentamos el texto al alumnado? ¿proporcionamos alguna ayuda? ¿damos alguna instrucción de cómo hacer la lectura? ¿planificamos la lectura? ¿cómo comprobamos si están comprendiendo? ¿cómo les ayudamos a comprender mejor?… La investigación parece demostrar que hay una distancia importante entre lo que decimos/creemos que hacemos y lo que realmente hacemos. En ese sentido, ver los ejemplos, que los autores van desgranando en base a un protocolo modelo que plantean, es una buena forma de diagnosticar nuestra práctica y ver, a la vez, cómo ir incorporando pequeños cambios que ayuden a que le comprensión del texto sea más efectiva.

La Guía es un material que está en la red en un formato pdf descargable y en formato de presentación digital (el que incorpora también la parte de primaria). Al utilizar ejemplos de textos de sociales u otras áreas nos parece un material muy interesante para compartirlos con todo el profesorado en el caso de querer desarrollar un Plan lector de centro, por ejemplo. Plantea un protocolo de actuación realista, abordable por cualquier profesor de cualquier área y nos hace más conscientes de cómo trabajamos la comprensión de los textos en el aula porque, como decíamos en el título, lo que nos interesa a todos/as es ayudar a nuestro alumnado a comprender lo que leen. Esa es la llave para el resto de los aprendizajes, en la escuela, y en la vida, dentro de la sociedad alfabetizada del siglo XXI.

Es un material fácil de leer y muy vinculado a la práctica. Nosotras lo hemos trabajado en seminarios con profesorado de Primaria y Secundaria y nos parece muy recomendable.

“Reparar la escritura” para aprender a escribir

Descubrimos a Daniel Cassany, hacia 1990, a través de su primer título “Describir el escribir. Cómo se aprende a escribir” y la lectura de esta obra fue como un fogonazo porque por primera vez encontrábamos a alguien que explicaba de manera clara cómo se aprendía a escribir y, en consecuencia, como se podía enseñar a escribir. Eran contenidos que a lo largo de los años de la carrera no habíamos ni atisbado y que, sin embargo, habíamos echado en falta desde el primer momento en el que entramos en las aulas. No sabíamos cómo hacer para ayudar al alumnado a escribir porque no sabíamos en que consistía este proceso. Daniel Cassany nos lo explicaba con la prosa rigurosa pero clarísima que caracteriza todas sus publicaciones. Desde entonces, sus libros (Enseñar lengua, La cocina de la escritura…) nos han acompañado en el camino de explorar nuevas maneras de abordar la didáctica de la lengua en las últimas décadas. Hemos aprendido y disfrutado de su escritura y, también, de su palabra en los múltiples cursos, congresos… que hemos compartido. 

Es difícil escoger uno de sus libros para reseñarlo y, aunque en los últimos tiempos se ha centrado más en el ámbito de la lectura crítica -al que volveremos en otra entrada- nos ha apetecido recuperar este Reparar la escritura, su segundo libro editado, porque nos parece que en su momento abrió nuevas perspectivas en un campo de trabajo tan necesario, y a su vez tan frustrante a menudo para el profesorado, como es la revisión y corrección de textos, y que por otra parte, a nuestro entender, sigue teniendo total vigencia en nuestros días.

¿Quién no se ha cuestionado más de una vez en su práctica de corrección si realmente servía de algo lo que hacía, a dónde iba ese papel lleno de marcas rojas que devolvía al estudiante, qué incidencia tenia en el aprendizaje y mejora de la escritura del alumnado? En este libro de apenas 129 páginas Cassany pone en cuestión ya en el año 93 (la ultima reimpresión es del 2009), cómo corregimos los textos para realmente “reparar la escritura”, es decir, mejorarla,  que debería ser nuestro verdadero objetivo.

Parte de un marco teórico en el que apuesta por una corrección procesual, siempre dentro del proceso de composición del texto, en la fase de revisión, ya que esta es la única manera de que el alumnado se haga consciente de sus errores y pueda/deba corregirlos, reescribiendo el texto para llegar a un texto final, si no perfecto si, al menos, “reparado”. ¿De qué se trata,ju de constatar lo mal que escriben los alumnos y ponerles una nota? o ¿de ayudarles a aprender a analizar y mejorar sus textos dándoles herramientas (criterios, listas de control, fichas de autoevaluación…) y tiempo (fase de revisión) para mejorar su escritura? La queja a menudo en este sentido es la falta de tiempo, lo arduo de las revisiones de los textos, lo que se alarga el proceso de escritura, etc.  Pero, como nos dice Cassany, y todos sabemos, la única manera de aprender a escribir, de mejorar un texto, es reescribirlo una y otra vez hasta llegar a una versión que resulte aceptable. Y es precisamente en ese proceso de cambiar un elemento por otro y ver cómo funciona, de eliminar, de añadir, de cambiar el orden…  cuando aprendemos a escribir. 

A partir de ahí, Cassany plantea una serie de preguntas clave: ¿Qué objetivos tiene la corrección? ¿Vale la pena corregir? ¿Qué errores es preciso corregir? ¿Quién tienen que corregir? ¿Cuándo es preciso corregir? ¿Qué hacen los alumnos con las correcciones? etc. A través de sus respuestas va configurando una forma diferente de corregir frente a la corrección tradicional. En aquel momento parecía muy osado cuestionar si había que corregir todos los errores en todos los textos (¡cómo no!) o si había que corregir todos los textos de los alumnos (¡por supuesto!), o cuál es la diferencia entre un error y una falta y hasta que punto no nos centrábamos excesivamente en estas últimas, dejando de lado los elementos que más obstruyen realmente la eficacia de un texto escrito (coherencia, cohesión, adecuación).

La tercera parte del libro ofrece diferentes técnicas de corrección (Negociación sobre la corrección, Marcas de corrección, Listas de control, Bitacoras, Reformulación de un texto, La subasta…) con ejemplos de textos reales que nos sirven de modelo para llevar al aula.

Por último “Diez consejos para mejorar la corrección” y una “Hoja informativa para los alumnos” que resumen un poco todo el planteamiento del libro.

Quizás algunas de sus propuestas ya son conocidas. Seguro que muchos de estos criterios ya se han ido incorporando en algunas prácticas de aula pero creemos que la revisión y corrección de textos formativa y eficaz sigue siendo un reto para el profesorado de lenguas y este libro de Cassany sigue siendo una buena brújula para orientarnos. Os animamos a que conozcáis o revisitéis este clásico de la didáctica de la lengua. Un libro fácil de leer, dinámico y muy práctico. ¡Qué lo disfrutéis!

Datos del libro: Reparar la escritura. Didáctica de la corrección de lo escrito, Biblioteca de aula. Serie Didáctica de la lengua y de la literatura. 1º Edición: abril 1993. 14ª reimpresión: septiembre 2009. Editorial GRAÓ, Barcelona. 

Datos del autor: Daniel Cassany es profesor e investigador de Análisis del Discurso del Departament de Traducció i Ciències del Llenguatge, en la Universitat Pompeu Fabra, en Barcelona (España). Es licenciado en Filología Catalana y doctor en Didáctica de la lengua. Ha publicado más de 16 monografías sobre comunicación escrita y enseñanza de la lengua, en catalán, español y portugués, como Describir el escribir (1987); La cocina de la escritura (1993); Reparar la escritura (1993); Construir la escritura (1999); Tras las líneas (2006); Taller de textos (2006), Afilar el lapicero (2007), Enseñar lengua (1993, en coautoría), En_línea: leer y escribir en la red (2015) y Laboratorio lector (2019). Ha publicado unos 100 textos entre artículos científicos en boletines y actas en congresos, también en inglés y francés. Forma parte del consejo asesor de unas 15 revistas de letras, humanidades y enseñanza de la lengua en el ámbito catalán e hispano. Ha sido profesor invitado de postgrados, maestrías y doctorados de calidad en universidades e instituciones de más de 25 países, en Europa, América y Asia. Ha colaborado con los ministerios de educación de Catalunya, Galicia, Euskadi, España, Argentina, Chile y México, en programas de promoción de la lectura y la escritura. Desde 2004 dirige el grupo de investigación sobre Literacidad crítica.

Pero quizás mejor que esta serie de datos es ver su propio vídeo de presentación.

Volver a empezar…

number-605342_960_720

Dominio público

La idea de Blogge@ndo surgió en Roa de Duero, en el I Encuentro de Aulablog, en julio de 2006, que fue a su vez el comienzo de muchas cosas. A la vuelta de esos días llenos de emoción y de descubrimientos decidimos crear un blog, Casi sin saber cómo se mantenía y se ponía en pie esta herramienta de comunicación, reflexión, creación… llamada blog, pusimos en marcha el nuestro con una finalidad muy clara: tratar de convertirlo en una fuente de recursos y de reflexión compartidos para el profesorado de Lenguas. Y así nació Blogge@ndo.

Desde entonces han pasado 13 años y creemos que, ni por asomo, podíamos imaginar la enorme evolución que en todas las formas de comunicación iba a provocar (estaba provocando ya…) el avance de la tecnología digital. A lo largo de estos 13 años, Blogge@ndo, como tantos otros blogs de la blogosfera, ha pasado por etapas diferentes. Ha habido momentos de descubrimiento, de entusiasmo total, de crear redes, de lanzar proyectos, de crear material… Ha tenido un papel importante en nuestra vida profesional, nos ayudó a crecer como profesionales y nos gustaría creer que en algún momento sirvió también de ayuda o inspiración a algunos otros profesionales como nosotras.

Pero, también, con el transcurso de los años y, fundamentalmente con el auge de las redes sociales, ha habido momentos de más silencio, de cierta confusión, de replantear de nuevo el objetivo y la finalidad de mantener abierta esta bitácora. Además, no solo ha cambiado el papel de los blogs en el mundo educativo, también va cambiando nuestra situación personal y profesional.

Así, como cada año por estas fechas, surge la gran pregunta: ” ¿Vamos a seguir o cerramos el blog? Es una duda repetida porque al contestar, como hasta ahora que sí, asumimos el compromiso de tener una publicación  más o menos regular con el esfuerzo que eso implica. Y otra duda más relevante: ¿tendremos algo que decir?. Por eso, analizamos las razones que nos han llevado hasta ahora a contestar afirmativamente y a seguir manteniendo Blogge@ndo y la que destaca sobre todas ellas es que seguimos creyendo en la idea de compartir y difundir conocimiento en la red y el blog nos parece un soporte privilegiado para ello.

Por ello, al cumplirse este décimo tercer cumpleaños -y sin ningún miedo al número 13- hemos decidido renovar el compromiso con nuestro blog (¡ya casi vetusto según el computo temporal de lo digital…!) y hemos pensado encarar esta última etapa centrándonos en un único tema: la bibliografía profesional. En efecto, queremos hacer un repaso de aquellas lecturas que en los diferentes temas relacionados con la didáctica de las lenguas nos ayudaron a nosotras a formarnos y están en la base de nuestra actividad profesional. Muchas de ellas pueden tener algunos años ya, otras no tanto, pero, en cualquier caso consideramos que hay textos fundacionales que siguen estando vigentes en el quehacer de las nuevas generaciones de profesionales,  ¿o es que alguien dejaría de lado las sugerencias de la “Gramática de la fantasía”, por ejemplo, por estar publicado en 1973?

A partir de ahora y de modo regular, por tanto, iremos publicando reseñas de estas lecturas. La selección es absolutamente personal y las iremos clasificando en torno a diferentes temáticas: lectura, escritura, reflexión sobre la lengua… Iremos, así, realizando un compendio, humilde, de los documentos que nos hicieron crecer… con la esperanza de que puedan, también, servir de guía a otros compañeros y compañeras.

Así que … nos disponemos, alegres e ilusionadas a iniciar la senda de nuestro décimo cuarto año porque hacemos nuestro el dicho “las viejas blogueras nunca mueren….”, Comenzamos a “escribir” este año que seguro que nos traerá como los anteriores un puñado de entradas, unos cuantos proyectos y  un montón de amigos…

¡¡¡GRACIAS POR ESTAR AHÍ!!!

 

JORNADAS B06 DE COMPETENCIA DIGITAL: LUCES Y SOMBRAS DE LA TECNOLOGÍA CON JORDI ADELL

jprnadas
En una entrada anterior hacíamos una primera crónica de las Jornadas de Competencia Digital del Berritzegune de Basauri-Galdakao. En ella nos centramos en las experiencias de lengua que allí se presentaron, y os anunciábamos que lo retomaríamos para compartir la charla de Jordi Adell que dio inicio a las Jornadas.
Aunque ha pasado ya un tiempo desde que se celebró, hemos preferido esperar a que el vídeo estuviera editado por nuestro compañero @josi, integrando la intervención de Jordi con la presentación que utilizo, de forma que podáis disfrutar de su charla casi como si hubierais estado allí. Creemos que la espera ha merecido la pena.
El título ya anticipa mucho: “Tecnología en educación: luces y sombra”. Con este título, como podéis imaginar, la intervención de Jordi, como siempre, nos deja muchas cuestiones para la reflexión y el debate sobre esa complicada relación entre tecnología y pedagogía.
Si algo nos gusta de él es precisamente su mirada crítica y su punto de vista, siempre bien enfocado, desde la pedagogía. Le hemos oído a menudo que en esto de la implementación de la tecnología en las aulas lo que hace falta es precisamente más pedagogía, y así lo remarca en la última parte de su charla: “O haces pedagogía o te la harán”, te la harán las editoriales, las empresas tecnológicas…, como nos muestra en el ejemplo preocupante del “Aprendizaje adaptativo”. 
Os dejamos la charla dividida en cinco partes, que corresponden a los diferentes temas que fue desgranando. Merece la pena realmente escucharlo y pensar sobre muchas de las cosas que nos plantea.
¡Qué la disfrutéis!
1. Parte: Las sombras

2. Parte: Educación en crisis

3. Parte: El aprendizaje adaptativo

4. Parte: Buenos ejemplos de las aulas. Pedagogías emergentes

5. Parte: Para terminar… LUCES! Y algunos consejos.