Archivo de la etiqueta: Lectura

PON UNA INFOGRAFÍA EN TU AULA…

Crédito de la imagen

Hace aproximadamente un año escribíamos un artículo en Educ@contic y en nuestro blog (una versión más reducida) una entrada en relación con las infografías. Argumentábamos que la infografía como nuevo género textual,  proporcionaba por sus características de texto discontinuo y multimodal, oportunidades para trabajar con estos textos que resultan dificultosos para el alumnado que necesitan integrar códigos diferentes para elaborar el sentido global del texto.

Las infografías tienen un especial interés para el profesorado de Lenguas puesto que son vehículos imprescindibles para el trabajo con textos expositivos de estructura descriptiva, comparativa o secuencial. Pero tienen, también,  interés para el trabajo de cualquier materia como textos con finalidad informativa.

A lo largo del año transcurrido desde estas entradas, hemos ido comprobando como el interés por las infografías iba creciendo en la red. Las herramientas digitales para su creación (Piktochart, Easelly,  Info.gram…) permiten crear infografías con un acabado de gran calidad y muy cercanas a los textos periodísticos. Además son de utilidad tanto para el profesorado para presentar  contenidos de su materia, como para el alumnado, para la elaboración de las tareas finales de un proyecto de trabajo o secuencia de aprendizaje

Os reseñamos aquí cuatro iniciativas en torno a este género textual:

  • un proyecto colaborativo de nombre Infoedugrafias. Los organizadores del proyecto explican que “…el proyecto viene impulsado por la necesidad de que nuestros alumnos sean capaces de desarrollar una serie de competencias básicas. Inmersos como estamos en unas metodologías educativas que fomentan, sobre todo, el aprendizaje memorístico, es necesario que los alumnos aprendan una serie de estrategias: discriminar la información, organizar la información visualmente para que el aprendizaje sea más efectivo y transmitir la información discriminada y organizada. El proyecto está abierto para cualquier etapa educativa no universitaria.
  • un taller para realizar infografías. Este taller lo impartimos en la VII edición de las Jornadas digitales de la Universidad de Deusto y la Cátedra Telefónica junto con nuestro compañero de Tres Tizas, Marcos Cadenato. En él, se ofrecía al profesorado un itinerario de pasos y tareas para poder crear una infografía utilizando Piktochart como herramienta.
  • un tablero de Pinterest con ideas, consejos y herramientas para crear infografías educativas, realizado por Isabel Castro(@isabelcastroahe)
  •  una  colección de infografías sobre géneros periodísticos muy útil para trabajar estos textos. Realizada por Isabel Castro.

¿Te apuntas a la ola de las infografías? Seguro que le sacas un rendimiento increíble en el aula…

¿TE ATREVES A CREAR UN BOOK TRAILER?

actividad1

Crédito de la imagen

El curso pasado asistimos en  Barcelona al Simposio sobre “Redes hipertextuales en el aula”. Como os reseñamos en una entrada del blog, se presentaron diversas experiencias de aulas y entre ellas hubo más de una que tenían como protoganista al “Book Trailer” o al bibliotráiler como recomienda la Fundéu.

La utilización del “Book Trailer” como una estrategia de animación a la lectura nos pareció muy sugerente porque abría una vía para la didáctica de la lectura que era necesario explorar. Por ello, dentro de la oferta institucional de formación del profesorado de nuestra Comunidad, Prest Gara, propusimos un curso con metodología de taller  para que el profesorado incluyera esta estrategia como una más dentro del trabajo en torno al desarrollo de hábito lector.

Por cuestiones de trabajo, tuvimos que anular el curso, pero nos quedamos con las ganas de acercarnos a este tema y de trabajarlo. Y como la mejor manera de conocer las posibilidades de una propuesta didáctica es experimentarla, nos propusimos construir un material didáctico en torno al “Book Trailer”.

Como en otras ocasiones, nuestro objetivo fundamental era que la atracción y el poder de sugestión de realizar un pequeño vídeo, no ocultara el aprendizaje en torno a la lectura que era la principal finalidad de la propuesta. En esta propuesta didáctica, la elaboración del tráiler es el motor o la excusa, como queráis, para leer con atención un libro, para descifrar su sentido en colaboración con otros, para seleccionar los aspectos más relevantes de su contenido, para construir un texto multimodal…

En la propuesta hemos construido una secuencia de actividades que desde la caracterización de este nuevo género textual que es el “Book Trailer”, conduce a la elaboración del mismo. Las actividades se acompañan de plantillas para la reflexión y para la planificación del trabajo que sirven para “andamiar” el proceso de aprendizaje.

Al ser una propuesta didáctica va acompañada, asimismo,  de herramientas de evaluación: una propuesta de autoevaluación del proceso y una rúbrica para evaluar el aprendizaje conseguido.

rubricaLa secuencia se completa con una guía didáctica y hay versión en castellano y en euskera. En estos momentos, estamos trabajando la propuesta con diferentes centros de nuestros Berritzegunes. La idea final es recoger los trabajos del alumnado en la misma página de la propuesta para crear un banco de “Book Trailer” que pueda ser utilizado como animación a la lectura para otros compañeros.

bookSi os animáis a llevar al aula esta propuesta y nos enviáis vuestros trabajos estaríamos encantadas de hacerles un hueco en la página.

¿COMENZAMOS?
  La experiencia como lectores de vuestros alumnos o alumnas y  su recomendación
puede servir para animar a otros muchos a la lectura.

LA LECTURA COMPARTIDA: UNA ESTRUCTURA COOPERATIVA PARA DESARROLLAR ESTRATEGIAS DE LECTURA

crédito de imagen

En la entrada anterior  reseñábamos el curso organizado por el Berritzegune Nagusia CAMINOS PARA EL DESARROLLO DE LA COMPETENCIA LECTORA. En ella compartíamos las presentaciones de Daniel Cassany (@dancassany) e Isabel Solé, que nos ofrecieron el marco teórico de la competencia lectora. La otra parte del curso, como ya apuntábamos, constaba de diferentes experiencias de centros.

Un eje común entre las  experiencias que se presentaron en el curso fue el uso de la interacción entre iguales como potente estrategia para desarrollar la competencia lectora (tertulias dialógicas, lectura en pareja, lectura compartida…). Frente a la idea más extendida de la lectura como actividad solitaria, hay que decir que la interacción entre iguales ayuda de manera muy significativa a la mejor comprensión de un texto y puede ser igualmente una oportunidad para aprender las estrategias de lectura e incluso el gusto por los libros. Así lo señala Isabel Solé en su libro Estrategias de lectura.

La experiencia que nosotras presentamos en el curso está relacionada con el aprendizaje cooperativo que, como ya hemos comentado en entradas anteriores, venimos trabajando con los centros estos últimos años en un Seminario del Berritzegune de Basauri-Galdakao, vinculado al programa Cooperar para aprender/Aprender a cooperar del equipo de Père Pujolas y José Ramón Lago de la Universidad de Vic.

Aunque casi cualquiera de las estructuras cooperativas que trabajamos en el Ámbito B de este programa son apropiadas para trabajar muchas de las estrategias de lectura que se recomiendan para antes y después de la lectura de un texto (Folio giratorio, Lápices al centro, Parada de tres minutos, Juego de palabras…), hay una que nos interesa destacar especialmente porque  se vincula directamente con la competencia lectora y es muy adecuada para “durante la lectura”: La lectura compartida.

El sentido de esta estructura es que los alumnos en grupos de cuatro se repartan las tareas a la hora de leer un texto. Dividido el texto en cuatro partes, el primero lee el primer párrafo, el segundo hace un resumen de lo leído y los otros dos completan el resumen; ahora el segundo lee el segundo párrafo, el tercero hace el resumen… y así sucesivamente. Así, esa fase de la lectura del “durante” en la que a menudo les dejamos solos frente al texto se ve aquí favorecida por la ayuda mutua. Evidentemente, la comprensión del texto trabajada y conseguida entre los cuatro – incluido el contraste de puntos de vista, las argumentaciones para explicar o discutir el resumen realizado, etc.-  resulta mucho más rico y profundo que la que se puede lograr en una lectura en solitario, y los alumnos que más dificultades tienen contarán con un ayuda extra de sus iguales que colaborarán a que consiga una mejor comprensión del texto y de quienes aprenderá que hacen otras personas para comprender un texto.

Como ya sabemos,  realizar el resumen de cada párrafo según se va leyendo el texto -que es la estrategia que aquí se utiliza- es una de las estrategias que se recomiendan  durante la lectura, pero a nuestro entender esta estructura cooperativa se puede enriquecer  integrando en ella no sólo esta sino otras de las estrategias de lectura propias de la fase de “durante la lectura”, como por ejemplo: marcar y tratar de explicar las palabras desconocidas o difíciles, adjudicar un título o palabra clave a cada párrafo, fijarse en los elementos gráficos si los hubiera, elaborar hipótesis al hilo de la lectura, etc. Así, el primer alumno puede leer el primer párrafo pero el segundo puede, por ejemplo, haber apuntado las palabras desconocidas o difíciles y tratar de explicarlas con la ayuda de los demás, el siguiente hacer el resumen y el último adjudicar una palabra clave al párrafo, o hacer una hipótesis; o el primero, antes de leer el párrafo que le corresponde, se debe fijar en los elementos gráficos, el segundo leerlo, el tercero…, y así sucesivamente, incluyendo diferentes estrategias de lectura. Es decir, que no perdiendo de vista las dos condiciones que deben cumplir las estructuras cooperativas como son la participación equitativa y la interacción simultánea, podemos flexibilizar y adecuar la estructura para convertirla en una potente oportunidad para desarrollar en el alumnado las estrategias de lectura a través de su entrenamiento sistemático dentro de un equipo cooperativo.

En definitiva, se trata de brindar a los alumnos y alumnas situaciones de aprendizaje en las que, ayudados de sus iguales y favoreciendo el intercambio entre ellos/as, tengan mejores experiencias de lectura y puedan ir incorporando estrategias que les permitan poco a poco convertirse en lectores autónomos y competentes

Os dejamos aquí la presentación que utilizamos en el curso para presentar la experiencia.

CAMINOS PARA EL DESARROLLO DE LA COMPETENCIA LECTORA

laberinto

Crédito de la imagen

En la sociedad de la información y del conocimiento, propia del siglo XXI es imprescindible para el alumnado lograr un grado de desarrollo adecuado de la competencia lectora. Si este no se logra, hay  un riesgo real de acercarse a la exclusión social por no poder conseguir una adecuada inserción personal, social y profesional en nuestra sociedad que exige un sofisticado y complejo nivel de alfabetización.

Entender e interpretar los textos escritos es un proceso largo y complejo que se desarrolla a lo largo de toda la vida. Hoy en día, la lectura se caracteriza como una práctica social en la que se subraya, asimismo, el carácter social tanto de los conocimientos de los lectores como de los significados de los textos. Así, cada comunidad utiliza y conforma de una manera específica los textos que surgen en la misma ya que estos son inseparables de la sociedad concreta en la que surgen y de la cultura en la que están insertos. Del mismo modo, también el lector construye la interpretación de los textos a partir de la comunidad cultural y social de la que forma parte y les proporciona un sentido diferenciado a partir de las características propias de esta comunidad.

Según la definición de PISA 2009Competencia lectora es comprender, utilizar, reflexionar e interesarse por los textos escritos para alcanzar los propios objetivos, desarrollar el conocimiento y potencial personales, y participar en la sociedad.”  Pero todo esto ¿cómo se puede desarrollar en las aulas? ¿Qué estrategias didácticas se pueden utilizar para lograrlo? ¿De qué recursos y actividades se pueden valer los docentes para que los alumnos y alumnas logren comprender e interpretar textos variados (continuo, discontinuos, analógicos, digitales, formales, informales…)? ¿Qué se puede hacer en las aulas para lograr un adecuado desarrollo del hábito lector y de la lectura para aprender?

Con intención de tratar de buscar respuestas a estos interrogantes, desde las asesorías de Lenguas (Lengua Vasca y Lengua Castellana) y desde el programa de Tratamiento Integrado de Lenguas del Berritzegune Nagusia se organizó el curso Irakurketzeko gaitasuna garatzeko bideak/Caminos para el desarrollo de la competencia lectora” dentro de la programación de los cursos de verano de la Universidad del País Vasco.

La estructura del curso recogía cuatro ponencias a cargo de Isabel Solé y de Daniel Cassany, así como la presentación, por parte de diferentes centros y profesores de la Comunidad, de experiencias y buenas prácticas en relación con la lectura.Cassany

sole

A lo largo del curso se repitieron ideas claves para el desarrollo de la competencia lectora como la necesidad de favorecer en el alumnado la lectura estratégica, proponiendo actividades de lectura con finalidades diversas, la importancia de trabajar la lectura desde una mirada crítica hacia los sentidos de los textos, la necesidad de impulsar la construcción compartida del significado mediante el trabajo en grupo y la utilización de las propuestas de tipo cooperativo: lectura por parejas, apadrinamiento lector, las tertulias dialógicas…

Se remarcó, asimismo, la importancia de plantear el desarrollo de la competencia lectora como tarea que se debe asumir por el conjunto de la comunidad educativa. Para ello, es imprescindible trabajar con un enfoque de grupo y aprovechar tanto los recursos del centro, la biblioteca escolar, por ejemplo, como los recursos del entorno: bibliotecas municipales, actos en torno a la lectura, librerías…

sites

El contenido del curso está recogido en esta página web a vuestra disposición. Estamos seguras de que el contenido merece la pena.

LEER PARA APRENDER, LEER PARA APRENDER A LEER

tomado de la casa del árbol

Para seguir comentando alguna de las actividades realizadas al inicio del curso, en el Berritzegune de Getxo propusimos realizar una sesión de trabajo en torno a la comprensión lectora en las aulas. El curso tuvo una gran acogida, acudieron más de cien docentes de primaria y secundaria y contamos con la excelente colaboración de Felipe Zayas, @fzayas.

El tema de la comprensión lectora y cómo trabajarla en las aulas es uno de los temas que aparece de forma constante en los Planes de mejora que los centros elaboran a partir de los resultados de la Evaluación de diagnóstico. Por la preocupación que el desarrollo de la competencia lectora suscita en los centros, será un tema sobre el que vamos a hacer especial hincapié a lo largo del curso.

En su intervención, Felipe partió de la diferenciación entre Leer para aprender, tema en el que están implicadas todas las asignaturas,  leer para aprender a leer,  en donde las asignaturas de lenguas tenemos especial relevancia y leer para aprender a disfrutar de la lectura,  donde la lectura se convierte en una actividad libre.

A partir de esa clara diferenciación, fuimos introduciéndonos en los diferentes aspectos de la competencia lectora, en las estrategias de lectura (antes, durante y después)… así como en la lectura de diferentes ejemplos y modelos. Debemos tener muy presente que la competencia lectora es necesaria más allá del mundo de la escuela, es una competencia vital en una sociedad alfabetizada como esta en la que vivimos por lo que quien no tenga desarrollada su competencia lectora de manera suficiente sufre riesgo de exclusión social. Esta afirmación tan  contundente es cada día más evidente según se  hace más complejo el concepto de alfabetización que ha evolucionado desde la alfabetización funcional hasta el concepto de alfabetización múltiple, alfabetización mediática…

El concepto de competencia lectora ha cambiado. Hasta hace unos años se consideraba que leer era básicamente reconocer grafías y palabras lo que implicaba que el objetivo de la educación era memorizar información. Está claro que esta concepción no se sustenta hoy en día. Parafraseando algunas líneas del informe Eurydice 2002 “ en una sociedad en la que el acceso a la información es cada vez  más rápido, la necesidad de memorizar es cada vez menor, por ello se requiere dotar a la sociedad de los instrumentos necesarios para seleccionar, procesar y aplicar el conocimiento … lo que implica desarrollar competencias en lugar de enseñar conocimientos de  hechos”.

En su intervención Felipe, partiendo del concepto de competencia lectora que aparece en PISA 2009  “Comprender, utilizar, reflexionar, y comprometerse con textos escritos para alcanzar los propios objetivos, desarrollar el conocimiento y potencial personales  y participar en la sociedad “, se detuvo en el papel de la lectura en contextos de aprendizaje  así como en los aspectos de la competencia lectora dado que los lectores interactuamos de forma diferente con los textos según lo que necesitemos hacer con ellos.

competencialectora

Se abordaron las estrategias de lectura utilizando un dossier de textos de carácter diverso, tanto de primaria como de secundaria, que sirvieron para mostrar de forma práctica cómo podemos trabajar en las aulas. Como decíamos al principio, este es un tema que abordaremos en nuestro blog desde diferentes perspectivas.

Ahora os dejamos la presentación utilizada por Felipe y algunos enlaces y publicaciones  que pueden resultar de interés.

Presentación de Felipe Zayas

10 IDEAS CLAVE. La competencia lectora según PISA Felipe Zayas

Orientaciones para la lectura. CAPV. Primaria

Orientaciones para la lectura. CAPV. Secundaria

En Blogge@ndo

Leer versus aprender

Orientaciones en torno a la lectura