Archivo de la categoría: Te regalo una actividad

JAVIER ARREDONDO TE REGALA UNA ACTIVIDAD TIC

teregalo1Crédito de la imagen

Javier Arredondo es profesor de Lengua Castellana y Literatura de Secundaria. Conocimos su trabajo a través de la red hace u tiempo y tuvimos la suerte de conocerle personalmente en Sevilla, en el I Encuentro de Docentes de Lengua en Secundaria, en el que impartió un taller con el sugerente título de “La clase de Lengua en clave audiovisual”.

El trabajo con los medios y los discursos audiovisuales es una de las constantes en sus propuestas didácticas. Podéis ver sus trabajos en el blog En pie de Lengua  que es un blog para sus alumnos y alumnas, que ha sido premiado desde diversas iniciativas (Leer.es, Buenas prácticas 2.0, Premio Espiral…) y seguirle en su cuenta de Twitter @enpiedelengua.

Javier ha aceptado con generosidad nuestra invitación y nos regala mucho más que una actividad. Todo un proyecto de trabajo llamado “Los fugitivos” .Muchas gracias,  Javier por tu regalo.

Me inicié en el uso de las TIC en el aula casi al compás de mis primeros pinitos en el mundo de la educación. Fue a mediados del curso 2011-2012, mi primer año como docente, cuando di un paso al frente, tras numerosas lecturas en la red en las que me fui empapando del excelso trabajo de otros docentes que compartían sus propuestas didácticas y sus experiencias en el aula. En un primer momento, creé los blogs de aula En pie de Lengua 1 y En pie de Lengua 2, en los que comencé a compartir recursos propios y ajenos con los alumnos. Luego, paulatinamente, fui cediendo el protagonismo en estos espacios a su trabajo: productos académicos cuya elaboración surgía de sencillas actividades de clase y, con el tiempo y la experiencia, de secuencias didácticas y proyectos fundamentados en el currículo y encaminados a la obtención de dicho resultado.

Amén de los blogs, también he ido incorporando en mis clases otras herramientas como Google Drive, Youtube, Audacity, Edmodo… Por ello, las TIC forman hoy un elemento indispensable en mi práctica docente. Su papel no es otro que el de una herramienta al servicio del proceso de enseñanza-aprendizaje, una herramienta que, por cierto, contribuye de manera notable a desarrollar la competencia comunicativa, tanto oral como escrita, del alumnado.

Los fugitivos: en busca y captura” es una de esas propuestas didácticas experimentadas en el aula en las que las TIC se convierten en un instrumento útil para la consecución de objetivos curriculares. Gracias a la generosidad de las compañeras de Bloggeando, que me regalan el honor de estampar mi firma en su espacio, hoy comparto esta actividad TIC con vosotras y vosotros, lectores de este blog que tanto ha enriquecido mi quehacer profesional.

Se trata de un pequeño proyecto que pretende desarrollar la expresión oral y escrita del alumnado al tiempo que se trabajan contenidos del currículo como la descripción, las propiedades textuales y los recursos literarios (también un breve acercamiento al texto narrativo). En la siguiente presentación se recogen los principales aspectos del planteamiento del proyecto:

Imagen1

Como se puede ver, la idea consiste en plantear a los alumnos una situación hipótetica que les implica directamente: ellos y ellas se han dado a la fuga en una clase de Lengua, pero no se sabe el cómo ni el por qué, por lo que tendrán que tratar de descubrirlo al concluir el proyecto, resolviendo el “mindtrap” que el profesor les plantea. Para ello, se pondrán en la piel de un detective que, en primer lugar, debe investigar sobre el fugitivo (en nuestro caso, cada uno lo ha hecho sobre sí mismo, pero seguramente la posibilidad de que se encarguen de investigar sobre un compañero resulte muy enriquecedora también): cómo era físicamente (retrato robot: descripción objetiva), cómo era su carácter, cuáles eran sus gustos, sus costumbres, anécdotas de su vida que puedan ayudar a conocerlo mejor (etopeya: descripción subjetiva). Después, cada detective se reunirá con otros para elaborar una hipótesis sobre los motivos de la fuga y cómo pudo ocurrir. Finalmente, los alumnos presentarán por escrito un informe descriptivo del fugitivo investigado y expondrán en un programa de radio los resultados y las conclusiones de sus investigaciones.

La secuenciación de la tarea se puede plantear de diferentes maneras. A continuación os muestro una posibilidad, totalmente adaptable y modificable según las circunstancias e intereses de cada grupo y de cada docente. Yo mismo, como parte de mi práctica reflexiva, someto esta propuesta constantemente al cambio y a la posible mejora (este año he añadido los mindtraps y el programa de radio), por lo que seguramente, el próximo año, si retomo la actividad, realizaré modificaciones para su mejora.

La que sigue es la secuenciación que hemos llevado a cabo nosotros este curso a lo largo de diez sesiones de aula:

Sesión 1: Se presenta el proyecto en clase y se realizan colectivamente las actividades que contiene la presentación de Google Drive mostrada al principio. Se termina la clase planteando un mindtrap para que resuelvan los alumnos. Se pueden concluir así también otras sesiones.

Sesión 2: Se realiza una prueba de comprensión lectora a partir de textos descriptivos, incluyendo cuestiones sobre los tipos de descripción trabajados en la sesión previa. Nosotros realizamos esta prueba, creada por el profesor, a través de Edmodo.

Sesión 3: Se trabajan las diferencias entre descripción objetiva y subjetiva a través de dos textos: un fragmento de Platero de Juan Ramón y un fragmento de un artículo de wikipedia donde se describe el burro o asno. En nuestro caso, hicimos una lectura colectiva de las principales diferencias entre ambos tipos de descripción (teoría del libro de texto) e identificamos cuál de los textos era subjetivo y cuál objetivo y después, por parejas o grupos de tres, los alumnos analizaron cada texto en busca de las características que demostraban el punto de vista predominante en el texto. Finalmente, se hizo una puesta en común con toda la clase para cotejar los resultados. En esta sesión, mientras los alumnos trabajaban, se tomó una fotografía a cada uno que sería utilizada en sesiones posteriores. Como tarea para la siguiente clase, los alumnos debían recopilar datos sobre su físico y carácter en una tabla.

Sesión 4: Se trabaja léxico descriptivo que luego se utilizará en la fase de redacción para enriquecer los textos. En nuestro caso, realizamos un pequeño concurso por grupos. Los alumnos disponían de una lista de adjetivos clasificados según el tipo de emoción al que se asociaban y el profesor iba leyendo definiciones del DRAE. Los alumnos debían asociarlas a las palabras correctas. La segunda parte de la sesión se dedicó a la redacción de textos a partir de los datos que los alumnos habían recopilado en sus tablas. En sus escritos, debían incluir varios de los adjetivos trabajados en la primera parte de la clase.

Sesión 5: Después de haber empezado a escribir sus borradores en la anterior sesión, en esta quinta clase los alumnos realizan una serie de actividades relacionadas con la cohesión textual que luego les servirán como guía para revisar errores de sus propios textos, tarea esta última que mis alumnos debían realizar en casa. Además, en nuestra experiencia, la última parte de esta sesión, llevada a cabo en el aula de Informática, la dedicaron a caricaturizar sus rostros a través de la herramienta Kizoa, que permite retocar fotos (las que se habían realizado en una sesión anterior). Estas caricaturas servirían a su vez para una actividad posterior.

Sesión 6: Se trabajan algunos recursos literarios. Primero se leen colectivamente las definiciones y se analizan ejemplos y posteriormente, de manera individual o por parejas, los alumnos inventan recursos para describir fotografías (mis alumnos las que habían editado en la sesión anterior deformando sus rasgos faciales).

Sesión 7: En esta sesión se revisan los textos de los alumnos. Se leen en voz alta fragmentos de sus escritos y se identifican colectivamente errores de redacción que el resto debe revisar también en sus propios trabajos. Además, en esta clase deben enriquecer la parte subjetiva de sus descripciones con al menos un ejemplo de cada uno de los recursos literarios aprendidos en la clase anterior. En casa deben realizar la última revisión del texto para su entrega definitiva. El proceso de escritura puede llevarse a cabo a través de Google Drive para facilitar el proceso de revisión.

Sesión 8: El profesor organiza la clase por grupos de detectives que deben elaborar una hipótesis sobre las razones y la forma de la huida de los fugitivos. Cada grupo tendrá derecho a formular una pregunta al profesor con el fin de hallar la solución real al mindtrap planteado al principio del proyecto. Una vez respondidas las cuestiones de cada grupo en voz alta, el resto de la sesión se dedica a la elaboración de la hipótesis.

Sesiones 9 y 10: Se graba el programa de radio con Audacity y se les cuenta a los alumnos la solución real del mindtrap. Se realiza una entrevista a cada grupo de detectives. Dentro del grupo, cada alumno responde a las preguntas sobre su fugitivo y un portavoz explica la hipótesis consensuada con sus compañeros. Los entrevistadores pueden ser otros alumnos o, como en nuestro caso, el profesor. La intención que teníamos es que ellos hiciesen todo el programa, pero por las características del grupo de alumnos y la limitación del tiempo que marcan las programaciones, fue necesario que el profesor se encargase de las entrevistas.

Por otra parte, para concluir el proyecto, los alumnos deben entregar la versión definitiva de sus textos (en papel o digital) y una memoria donde reflexionan sobre las tareas llevadas a cabo. Finalmente, los resultados se publican en el blog de aula a través de una aplicación como Ivoox. En nuestro caso, además, está previsto compartirlos también en la radio del colegio, para que el alumnado encuentre mayor sentido a su actividad en el aula.

Para despedirnos, os dejamos el podcast que muestra los productos finales obtenidos este curso.

Imagen2

Anuncios

NACHO GALLARDO TE REGALA UNA ACTIVIDAD TIC

lorca

Nacho Gallardo es un excelente profesional, un estupendo compañero y, además, nuestro amigo. Aunque le conocíamos, como a tantos profesores, por su actividad en la red, el curso pasado tuvimos la gran suerte de colaborar con él en llevar a buen puerto una iniciativa que nos reunió a más de cien profesores en Sevilla, en su Instituto, IES Chaves Nogales, en el I Encuentro de Docentes de Lenguas en Educación Secundaria. Trabajar con él en la organización del encuentro fue un lujo, por su implicación, su disponibilidad  y su compromiso,  y compartir con él aquellos tres días en Sevilla fue  un placer que no olvidaremos.

Hoy tenemos la suerte de poder contar con él en esta sección de Blogge@ndo en la que nos ofrece una experiencia de aula. Seguro que disfrutaréis con esta entrada tanto como lo hemos hecho nosotras. Gracias, Nacho.

Hace más de diez años que me incorporé al uso de las TIC en la práctica educativa, aunque no puedo considerarme un pionero: cuando llegué, el dinosaurio de la web 1.0 ya estaba allí. Encontré estupendas páginas con materiales y recursos, webquests, actividades interactivas y textos de todo tipo. Para el alumnado de entonces resultaba hasta motivador sentarse frente a una pantalla a realizar ejercicios con autocorrección; para una parte (pequeña) del profesorado parecía útil ordenar los propios materiales en plataformas cerradas que compartíamos entre casa y el centro de trabajo.

Sin embargo, cuando en 2008 abrí mi primer blog fui consciente de que estaba ante una herramienta poderosísima, capaz de dinamitar las relaciones de poder tradicionales en el aula. Al año siguiente, la experiencia con un grupo de alumnos que utilizaron blogs en lugar de cuadernos personales me permitió profundizar en la construcción horizontal del aprendizaje. Fue inevitable, desde estos planteamientos, continuar incorporando estrategias de aprendizaje colaborativo y culminar este proceso con la transformación de las secuencias didácticas en proyectos de aprendizaje (ABP). Las TIC, al menos en mi caso, han servido no sólo de vehículo sino de auténtico motor de esta evolución que, de otro modo, hubiera sido mucho más lenta y complicada de llevar a cabo.

Por eso, considero que el aprendizaje de y con las TIC debe ser un ingrediente imprescindible en el proceso de adquisición de una competencia comunicativa de este tiempo, que permita a mis alumnos descifrar y emitir textos orales, escritos y audiovisuales de muy diversa procedencia e intención comunicativa en una serie muy amplia de contextos y en diferentes formatos.

Una de las mayores aportaciones de las TIC a este trabajo por competencias ha sido la facilidad de realizar registros de la lengua oral que antes eran impensables o muy engorrosos de llevar a cabo y de difundir. Podemos grabar podcasts, emitir programas de radio, recitar poemas, registrar exposiciones orales, rodar cortometrajes o documentales, guardar conversaciones, etc., todo con una gran facilidad. Por eso, la omnipresencia de lo escrito en la clase de lengua se ha visto definitivamente mermada por la irrupción de una serie de actividades que buscan conseguir productos en los que predomine el registro oral o, un paso más allá, audiovisual.

Os cuento una de ellas, que podríamos llamar:

HANGOUT SOBRE EL FUSILAMIENTO DE FEDERICO GARCÍA LORCA

El hangout (o quedada) es una de las aplicaciones que incorpora la red social Google +. Consiste en una conversación sincrónica o chat de audio y vídeo entre un máximo de diez participantes. Las posibilidades de esta herramienta en educación son enormes. Sin querer ser exhaustivo, sólo para nuestras materias se me ocurren las siguientes:

  • tertulias literarias
  • comentarios sobre la lectura previa de una obra literaria
  • clubes de lectura con recomendaciones de los lectores
  • recitales poéticos
  • debates
  • exposiciones orales de un tema
  • lectura dramatizada de una obra teatral
  • entrevista a una persona o a un personaje de ficción
  • resolución de dudas anteriores a un examen
  • clases extra, de refuerzo, etc.

Un hangout permite, sobre todo, expandir el aula y programar actividades fuera del horario escolar. Los requisitos previos son escasos: una cuenta de Google y un ordenador con webcam (sirven también tabletas) con una buena conexión a internet.

La primera vez que se utiliza la aplicación para hangouts hay que instalar en el navegador un programa que hace posible el chat de audio y vídeo. Recomiendo, en ese momento, no dejar de trabajar con el alumnado algunas cuestiones de seguridad en el uso de la webcam.

Dentro del proyecto REDsidencia de Estudiantes, para 2º de Bachillerato, habíamos creado perfiles falsos en Google + de los principales poetas españoles del primer tercio del siglo XX. Los poetas interactuaban en esta red y en otras (Twitter) compartiendo textos, imágenes, comentarios, bromas, como si de un grupo real de amigos se tratara. En determinados momentos, sin embargo, se hacía necesaria una interacción más cercana y de ahí nació la idea de realizar un hangout. De entre los temas posibles elegimos la muerte de Federico García Lorca, por lo que supuso de mazazo emocional para tantos de estos poetas.

Los alumnos, cada uno desde su perfil de poeta amigo de García Lorca, buscaron textos alusivos a este asesinato, y así aparecieron A un poeta muerto, de Luis Cernuda, El crimen fue en Granada, de Antonio Machado, y algunos otros. Aquellos poetas que no encontraron textos alusivos a este cruel suceso escribieron los suyos propios, como hizo “nuestro” Salvador Dalí sin abandonar la pose surrealista. El mismo Lorca, fallecido, nos dejó unas palabras sobre el tema de la muerte y la premonición de ella en sus versos.

Establecimos la cita a las siete de la tarde (aunque “eran las cinco en todos los relojes”). Comenzamos viendo el “NO-DO del 18 de agosto de 1936” (tomado del Proyecto Lorca en los Milagros), que nos sirvió para contextualizar los acontecimientos de ese día. Tras unos primeros comentarios que mostraban el estupor de los participantes, el moderador (la Residencia de Estudiantes) rememoró el paso de Federico por la institución y, posteriormente, fue dando paso a los poetas participantes, que realizaran un sentido homenaje a la figura y la persona del poeta asesinado. Estuvimos una hora compartiendo textos literarios y apreciaciones sobre la Guerra Civil, la poesía de García Lorca y otros asuntos relacionados.

Pese a algunos problemas con la conexión a internet, la calidad del sonido o la limitación del número de participantes, la actividad funcionó estupendamente y fue uno de los puntos fuertes del proyecto. Entre otras cosas, los alumnos valoraron positivamente la expectación (y, por tanto, motivación) despertada por el hangout y la contribución a crear un mejor ambiente dentro del grupo. Para muchos de ellos y ellas, afirman, será uno de esos momentos de su paso por el instituto que nunca olvidarán.

Si queremos dejar registro de la actividad, podemos guardar los hangouts con alguna aplicación de grabación de pantalla o incluso emitirlos en directo y alojarlos en nuestro canal de YouTube.

Enlaces relacionados:

Hangouts en el aula de Ramón Besonías             

Videoconferencia paso a paso – Google Hangouts de Jorge Morales

Emitir en directo en Youtube – Hangout tutorial de sirkeht

BEGO RUANO TE REGALA UNA ACTIVIDAD TIC

 (crédito de la imagen)

Hace años conocimos a Bego Ruano en los cursos Garatu. Su gran interés y motivación por la incorporación de las TIC en el trabajo del área hizo que compartiéramos entonces muchos momentos de aprendizaje y experiencias. Desde entonces ni un ápice de su fuerza y su entusiasmo se ha quedado por el camino; al revés, cada día nos va descubriendo desde sus blogs de aula nuevas e interesantes propuestas didácticas. En los últimos años ha estado trabajando en el IES Arrigorriga, donde estamos seguras que la ayuda de un dinamizador como Juan Carlos Guerra (@Jauncarikt) habrá sido definitiva para su desarrollo como docente en el mundo digital.

Hoy Bego comparte con nosotros una actividad TIC. Gracias, Bego, por tu generosidad y por tu colaboración .

¡Cómo pasa el tiempo! Ya hace unos cinco años que me embarqué en la aventura de utilizar las TICs como otra posible metodología para impartir mis clases. Todo comenzó cuando en unas conferencias de Getxolinguae, Maite Goñi presentó su increíble trabajo Euskaljakintza. A partir de su conferencia y de escuchar la frase “Somos profesores del s. XX de alumnos del s. XXI con metodología del s. XIX”, lo tuve claro. Yo quería un blog. Años más tarde realicé varios cursillos para emprender mi aventura. Mi primer blog Mi querida viborina (2º ciclo de la ESO y Bachiller) y posteriormente al entrar el programa ESKOLA 2.0 surgió por pura necesidad A vueltas con la lengua (1º ciclo de la ESO). Si soy sincera, todavía me pregunto muchas veces hacia dónde voy con los blogs o que qué es lo que quiero con ellos. La respuesta por ahora siempre es la misma: “No lo sé”. Sigo perdida, pero sí sé lo que no quiero. No quiero un blog teórico, al margen de mis alumn@s, y que sólo sirva para mostrar lo tonta o lista que soy. Yo lo que quiero es un blog de aula, donde se recojan las creaciones, los trabajos, las ideas de mis alumn@s…, sin olvidar actividades interactivas que les ayude a profundizar en la materia a su propio ritmo. Es decir, que ell@s sean el principio y fin del blog.

La actividad que me gustaría compartir con vosotr@s la denominaría:

TRES EN UNO: Conde Lucanor + trabajo cooperativo + códigos QR

En 3º de ESO debía explicar Don Juan Manuel y su obra El Conde Lucanor. Leer un libro de cuentos medievales por muy adaptado que esté, la verdad, no les motiva demasiado, así que decidí intentar algo nuevo. No sólo para ell@s, sino también para mí. Hacer una gincana, pero ¿cómo? Nunca había hecho una, y encima ni tan siquiera había participado en una.

Hacer un listado de preguntas más o menos interesantes me parecía muy aburrido y algo demasiado tradicional, por lo que pensé darle un giro de tuerca. ¿Por qué no hacía la gincana mediante códigos QR que acabada de aprender a hacer? Me pareció una idea original, pero ese día debía de estar eufórica, porque pensé “en clase a menudo trabajamos en grupos cooperativos, entonces… ¿por qué no lo uno todo?”

Primer paso. Elaborar las preguntas de la gincana. Dividí la clase en 5 grupos de 4 personas: un grupo respondería a preguntas generales sobre el autor y la obra (origen, número de cuentos, estructura…) y los otros 4 tendrían que enfrentarse a preguntas sobre 4 cuentos. Cada grupo un cuento (VII, X, XXXII y XXXV).

Segundo paso. Confeccionar las QR, para ello usé el programa de Unitag. Para leer los códigos QR y comprobar que están bien hechos, nuestros teléfonos móviles, tablets…deben de tener una aplicación que lea dichos códigos. Hay muchas aplicaciones, yo les recomiendo a mis alumn@s descargarse i-nigma (es gratuita y muy sencilla). ¿Cuántas QR? Yo les propuse 5 preguntas a cada grupo, es decir, en un principio, 25. Sin embargo, como todos los grupos tenían una QR en común con el título de todos los cuentos de El Conde Lucanor, dicha QR estaba en el centro de todas las gincanas, al final terminaron siendo 26 QR.

qr1

Tercer paso. Dar una función a cada un@ de los miembros del grupo cooperativo según sus capacidades y habilidades: el que con su teléfono lee la QR, el que va a buscar con ayuda de los otro u otros miembros la información, el que recoge la información por escrito después de que el grupo decida cuál es la respuesta… Para la realización de este paso es recomendable un espacio amplio, para que cada grupo se pueda mover con cierta holgura (biblioteca, pasillo, sala de reuniones), ya que los códigos están pegados en las paredes en forma de círculo.

EJEMPLO:

qr2

 

Cuarto paso. Cada grupo debía crear un documento compartido (drive) recogiendo toda la información obtenida en su gincana. Todos los miembros del grupo poseen la misma información que han ido creando de manera conjunta.

Quinto paso. A esas alturas de la actividad y con un ataque de adrenalina o hiperactividad fuera de lo normal, me lancé a dar otro giro de tuerca. Utilicé otra estrategia de grupos cooperativos diferente a la anterior y nueva para mí: Consejo de sabios. Elaborar 5 grupos diferentes a los anteriores. En cada grupo debía estar un miembro de cada grupo anterior. Una vez solucionado ese problema, uno a uno irían compartiendo la información obtenida y trabajada por ellos, ya que ahora se habían convertido para los otr@s en expertos de su gincana.

Con esta actividad pretendía que se acercaran a una obra medieval, que todos leyeran al menos un cuento, que conocieran otros y sobre todo que ellos fueran l@s dueñ@s de su propio aprendizaje. Y todo ello mediante el uso de un instrumento que les vuelve loc@s y por el que están abducid@s, el teléfono móvil. Por los resultados obtenidos no sólo durante la realización de la actividad, sino en los controles, parece que por esta vez lo he conseguido. En este Issuu se recogen todas las respuestas de los diferentes grupos:

QR3
(Haced click para entrar en el documento)

Espero que os haya gustado mi actividad y os pueda inspirar a elaborar una actividad con vuestro alumnado. Pensad que si yo he podido, cualquiera puede. No tengáis miedo. El NO ya se tiene. ¿Cuántas fichas de papel hemos hecho que no han funcionado? Infinitas y no pasa nada, pues eso chic@s, a intentarlo.

Todo ello recogido en:

http://begocris.wordpress.com/2014/04/04/el-conde-lucanor-en-codigos-qr/

 

 

Mª JOSE BOTELLA (@punsetica) TE REGALA UNA ACTIVIDAD TIC

Fuente de la imagen

Cada cierto tiempo aparece por la red una profesora o profesor que comienza a llamar la atención por los proyectos que cuenta, por las actividades que relata, por las ideas que comparte. Para nosotras este ha sido el caso de Mª José, @punsetica, que progresivamente ha ido ocupando terreno en la red por lo interesante de sus trabajos.

Mª José plantea a sus alumnos y alumnas proyectos de trabajo muy motivadores que se van creando de manera progresiva según lo piden los intereses y las necesidades de su alumnado. En ellos, las Tic y la red se usan como herramientas para el aprendizaje que están al servicio de un planteamiento que persigue aprendizajes funcionales y significativos en los alumnos y alumnas. LLevábamos tiempo siguiendo su trabajo y el fin de semana pasada tuvimos la suerte de conocerla en persona en el Encuentro de Sevilla en donde presentó algunos de sus proyectos más relevantes. Fue un placer conocerla y escucharla.

Cuando le invitamos para hacernos un regalo, no lo dudó. Este es el resultado. ¡Qué lo disfrutéis! Muchas gracias, Mª José

UNAS BOTAS DE SIETE LEGUAS

Hace muchos, muchos años, Pulgarcita se encontraba plácidamente sentada frente a la lumbre del hogar escuchando cómo crepitaban las llamas, sólo tenía que atizar las brasas y alimentar el fuego. Pero un día, sin saber muy bien por qué, se encontró en medio de un bosque eléctrico profundo y oscuro, perdida. Se presentaban ante sus ojos carteles luminosos de llamativos colores: “PDI”, “JClic”, “caza del tesoro”, “webquest”, “hot potatoes”, “blog”, “wiki”… Decidió entonces adentrarse en el sendero que le pareció más acorde a su estatura: “Travesía de Powerpoint”. Poco a poco, empezó a encontrar miguitas por la Red que la fueron llevando a descubrir materiales y recursos que empezaban a iluminar su camino, a orientarla, espacios que la invitaban a adentrarse cada vez más en aquella espesura. En ese momento empezó a llevar algunos de esos tesoros a sus clases. Funcionaban, eran fuegos artificiales que todo el mundo miraba con asombro. Pero ella quería más, porque fue entendiendo que esos chispazos 2.0 podían ser estrellas fugaces por muy eléctricas que fueran, así que continuó buscando más migas por la foresta en forma de didácticas con las que poder transformar más profundamente su oficio diario. Se calzó entonces unas enormes botas de siete leguas con las que avanzar por más lugares: a una la bautizó Método, a la otra Tic y ambas ayudaron a Pulgarcita a transitar por caminos llamados Proyectos. Es verdad que a veces estas botas le vienen grandes y la hacen caerse, pero también representan para ella el redescubrimiento de su profesión, así que las lustra cuidadosamente con un betún llamado Pasión para que se vayan haciendo a sus pies. Hay que mimarlas, pues el sendero por el que la llevan parece que no tiene final.

Y, precisamente, mientras transitaba por ese sendero, se encontró en un cruce de caminos con la amable propuesta de @bloggeando sobre detenerse unos minutos en su viaje y regalar una actividad Tic. Pulgarcita, ilusionada, pensó entonces compartir una tarea denominada En la escuela de la II República, que se encuentra integrada en el proyecto que desarrolla este curso en 4º de Diversificación, dentro del Ámbito Sociolingüístico: Amaya y las mariposas del fauno.

Imagen1
Pinchando aquí se accede a una explicación global del proyecto

Si queréis acompañarla en este viaje, no tenéis más que seguir las miguitas que irá dejando a partir de esta línea.
“En la escuela de la II República no era una actividad que tuviéramos prevista dentro del proyecto, pero, al fin y al cabo, la espontaneidad a partir de la que surgió y un viaje en el tiempo no le hacen daño a nadie, más bien al contrario. Tras ver en clase la película La lengua de las mariposas, se nos ocurrió meternos dentro de una escuela pública de la época histórica que estábamos viviendo, transformándonos también en pardales o gorriones imitando a Moncho, el niño protagonista de la cinta. Comparamos el entonces con el ahora y encontramos muchos puntos en común, así que ahí nos ubicamos mi alumnado y yo misma para pasar unos días instalados en 1936, poco antes de que estallara la Guerra Civil en España.
Todo surgió cuando a algunos de los estudiantes se les ocurrió homenajear a los personajes que más les habían gustado de la película de José Luis Cuerda. Propusieron entonces hacer un reportaje fotográfico al estilo de los que recordaban de sus padres, madres y de ellos mismos en el colegio. Además, sugirieron imitar el decorado que habíamos visto en el film mencionado, por lo que tuvieron que contactar con el Departamento de Geografía e Historia para solicitarles un préstamo de material con el que poder montar un pequeño atrezzo en el aula. Andrea, a la que le encanta la fotografía, se ofreció a ser la retratista; otros alumnos editarían las fotos con el programa Photo Filter o en Pixlr para que las imágenes parecieran antiguas, les quitarían resolución y las compartirían en Picassa o Google Drive con el resto del grupo. Para concluir, sus compañeros se las descargarían para tenerlas de recuerdo y montar un vídeo.

Imagen2
El equipo de 4 º Diversificación, más Esther, Jesús y Nacho que sufrían la gripe española.

A la profe también le pareció que era entonces un buen momento para unir a esa idea, surgida con tanta frescura dentro del grupo, el trabajo de los alias o apodos de cada miembro de la clase, repasando así cuestiones de morfología y sintaxis, tomando además el modelo del personaje de la película: Ramón, Moncho, Monchito, Pardal, Gorrión. De esta forma, reactivaríamos contenidos lingüísticos como los siguientes:

• Estructura del SN y SAdj.
• La sustantivación, centrándonos especialmente en los adjetivos sustantivados.
• Complementos del sustantivo. Vimos que, aunque el complemento propio del sustantivo es el adjetivo calificativo adjunto pospuesto o antepuesto, puede recibir también como complementación otro sustantivo. Es en esta ocasión cuando dicho sustantivo pierde su carácter de núcleo y desempeña una función propia del adjetivo.
• La aposición trabada: cuando entre el sustantivo nuclear y el adjunto no aparece la coma.

Llegaba el momento de aplicar todo lo expuesto anteriormente a algo más concreto: ponernos apodos entre nosotros. Eso sí, puse una norma: debíamos destacar alguna cualidad positiva de nuestros compañeros que sobresaliese especialmente, no nos íbamos a centrar en esta ocasión en ser demasiado cáusticos.

Imagen3
A la profe le surgió una duda que consultó a @Fundeu (una cuenta de Twitter que siempre está disponible para solucionarnos dudas sobre el uso del español, que pertenece a la Fundación del español urgente) y ya con todo reunido: fotos, ejercicios gramaticales, ortografía y puesta en común de ideas con las que trabajar la competencia emocional y el descubrimiento de uno mismo (cómo nos vemos y cómo nos ven), llegaba el momento de ir registrando los hallazgos de todo el equipo de 4 º Diver, que decidimos mostrar en un producto final en forma de vídeo, ayudados por la aplicación Animoto, con la que ya estábamos familiarizados al haberla utilizado anteriormente en otra tarea del proyecto.

Imagen4

Imagen5

Para terminar esta pequeña aventura, queremos compartir este vídeo, en el que mostramos el resultado de nuestro proceso de trabajo, que insertaremos en la mancheta de nuestro fanzine interactivo, Tiempo atrás, para presentarnos a nuestros lectores. Se nos ocurrió que era una forma de aprovechar todo lo que habíamos hecho y darle así un sentido. Además, vendría a ser nuestro humilde homenaje a las escuelas de la Segunda República”.

Mirar al alumnado sin temor,
es lo que Pulgarcita comprendió.

 

JOSEAN PRADO TE REGALA UNA ACTIVIDAD TIC

distribuidor de poesia

crédito de la imagen

El último regalo del año viene de la mano de Josean Prado (@joseanprado), un compañero que apreciamos mucho como profesional y como persona. Estando tan cerca -trabaja en el Colegio San José de Basauri-  sin embargo, tuvimos que conocernos en los Encuentros de Didactalia 2012  en Lardero, y a partir de ahí descubrimos nuestras afinidades y la posibilidad de colaborar profesionalmente: la aplicación de las TIC en las áreas de lenguas, el trabajo por proyectos, el tratamiento integrado de las lenguas, el aprendizaje cooperativo… Josean  es un ejemplo de profesor entusiasta e incansable en su búsqueda de nuevas fórmulas para que su alumnado aprenda Lengua Castellana e Inglés  –que son las materias que imparte-  utilizando la lengua con sentido y con finalidad comunicativa, y además desarrollando todas las competencias básicas a través de un aprendizaje activo y colaborativo. Muy presente también en las redes sociales, en su sitio web reúne sus proyectos, sus blogs y su experiencia profesional.

En la Jornada de Ikasblogak 2013, a la que le invitamos a participar, sorprendió a la audiencia muy gratamente con el proyecto #StreetReading, En una entrada de Educ@contic lo incluímos en nuestros Proyectos para recordar y copiar del curso 12-13, pero queríamos que él mismo nos lo contara, tal y como lo ha llevado a cabo este curso,  incorporando el aspecto de la geolocalización y el uso de Twitter.  Es este precisamente su regalo de hoy. Un sugerente regalo para esta Navidad. ¡Disfrutadlo!

¡Muchas gracias, Josean!

Mi experiencia de trabajo en entornos TIC se remontan al año 2008, donde comencé a experimentar con blogs para que los alumnos pudiesen darle una dimensión distinta a su trabajo de aula. En cierto modo, me sentía frustrado por no encontrar un método eficaz de motivación a la lectura  y llegué a pensar que este entorno les daría un aliciente definitivo para motivarlos a leer. Obviamente, de los errores se aprende; llegué a la conclusión de que las TIC son un medio, un medio muy importante, atractivo e indispensable en la etapa educativa tan compleja en que vivimos, pero nunca un fin.

Coordiné la formación del profesorado de mi centro entre 2010 y 2012 y vi el momento para introducir las nuevas tecnologías en nuestra metodología de trabajo. También fui consciente de las diferentes velocidades a las que nos movemos los docentes. Fue una época bonita en la que, gracias al proyecto Eskola 2.0, vimos crecer exponencialmente las experiencias digitales. Hemos avanzado mucho y nos queda camino por recorrer. Por eso, porque la tecnología es un medio y no un fin, desde hace dos cursos trato de reforzar el uso de las TIC con técnicas de aprendizaje cooperativo.

 La estupenda y cariñosa invitación que el equipo de @bloggeando me hace llegar para compartir la experiencia de #StreetReading es una gran oportunidad para intentar plasmar por escrito un concepto de propuesta educativa que trata de devolver a la sociedad todos los estímulos que ésta le ofrece, pues #StreetReading nació en una época socialmente convulsa.

 Durante la primavera de 2011 afloraron en nuestras calles sentimientos que hasta entonces parecían dormidos. Fue un mes fascinante desde el punto de vista sociológico que sólo se puede contextualizar desde el hartazgo a unas propuestas políticas condescendientes con todo lo que destroza el estado del bienestar que nuestros padres y abuelos consiguieron con dignidad. La calle se convirtió literalmente en un aula, en un espacio abierto de participación ciudadana donde era posible hablar y escuchar, participar y respetar, conocer y aprender.

Como docente, cada vez me resulta más incómodo el poco tiempo del que disponen mis alumnos para hablar de sí mismos, para hacer que afloren sus sentimientos más íntimos, para que podamos entender cómo se sienten. Nunca he compartido los típicos tópicos sobre adolescentes, su falta de valores, su conformismo, el “nosotros, a su edad, éramos mejores que ellos”. Por ello decidí llevar las redacciones de clase de Lengua a otro plano distinto al del aula. Después de explicárselo a los alumnos que en 2010-2011 cursaban 2º de la ESO, uno de ellos me sugirió un nombre para el proyecto: #StreetReading, lectura en la calle.

josean 3

 Las composiciones escritas son un recurso fascinante pero poco aprovechado. Generalmente, las palabras se quedan en el aula. Después de la labor creativa y de la corrección se suelen leer delante del grupo para recibir las sugerencias y los aplausos de sus compañeros. Al final, acaban muriendo en los cuadernos de notas del profesor. Parece que nunca hubieran existido, a pesar de ser textos maravillosos. Y nada más lejos de la realidad…

 #StreetReading consiste en liberar por la ciudad las composiciones escritas que los alumnos hacen en clase. Liberar no es un verbo escogido al azar. En este caso, implica sacar sus pequeñas grandes obras de arte del aula; significa dar rienda suelta a sus pensamientos, sentimientos e inquietudes. Junto con un folleto donde se explica la esencia del proyecto pegan por las paredes de Basauri, su ciudad, sus textos para que la gente que quiera los lea. Así, paradas de autobús, corcheras de centros cívicos, librerías, mercerías, panaderías, los cristales de alguna entidad bancaria y algún que otro ascensor y portal han acogido y difundido sus sueños. La ciudad como editorial.

 Bookcrossing nos enseñó el camino y algo más: que como forma de acercar la cultura a las personas es de las más democráticas que existen; que las bibliotecas son espacios fascinantes, pero no hay nada malo en transgredir sus normas, en deslocalizar su esencia. Los primeros alumnos que me ayudaron a llevar a cabo este proyecto estaban deseando que alguien leyese sus textos, pues no estaban de acuerdo con los que pensaban que no tenían nada que decir. ¡Vaya si tenían! E iban a demostrarlo.

 La primera edición de #StreetReading iba de amor: la experiencia se tituló “La carta de amor más bonita del mundo”. En el cartel informativo que acompañó al texto incluimos una dirección de correo electrónico y un hashtag de Twitter para que el que sintiese la necesidad de ponerse en contacto con nosotros y de participar en la experiencia pudiera hacerlo. Recibimos una decena de correos y nos hizo darnos cuenta de que todo había merecido la pena. En las últimas ediciones hemos hablado del drama del desempleo, de los avances tecnológicos en nuestra sociedad y de la “comida basura”.

 La experiencia TIC es minimalista pero con sustancia. Tan solo es necesario un procesador de textos (nosotros usamos Google Apps por comodidad y potencia cooperativa -el proceso de corrección, donde se marcan y comentan faltas de ortografía y sugerencias de estilo que el alumno tendrá que analizar y mejorar- se podría hacer incluso en tiempo real). Sin embargo, en las siguientes ediciones hemos tratado de perfeccionar el método. A los alumnos les resulta frustrante el hecho de que sus redacciones no duren mucho en los lugares donde las han pegado (algo comprensible por otra parte), por lo que en la última edición hemos incluido un elemento de geolocalización muy interesante: un mapa de Google que ellos mismos completan situando en una “chincheta” su texto acompañado de una fotografía que ilustra el proceso.

 Así, sus textos se quedarán para siempre, aunque de modo virtual, en su ciudad.

josean prado 1

josean prado 2