Archivo de la categoría: Reflexiones sobre didáctica

A VUELTAS CON LA SITUACIÓN PROBLEMA…

light-bulb-1002783_960_720

Dominio público

En una entrada anterior presentamos el archivo de situaciones elaborado por el grupo de Desarrollo Curricular del Berritzegune Nagusia. Este concepto ligado a la búsqueda de modelos didácticos adecuados para el desarrollo de las competencias, es uno de los ejes del trabajo de los Berritzegunes tanto en su aspecto de formación como en el aspecto de asesoramiento a los centros.

Como ya comentábamos, aunque el nombre puede sonar novedoso, el concepto y el sentido que se esconde debajo de la noción de situación problema no es nuevo. La necesidad de plantear un trabajo en el aula basado en un aprendizaje situado, funcional, motivador… se puede rastrear en palabras de maestros como Dewey: “Una inspección cuidadosa de los métodos que han sido permanentemente exitosos en la educación formal revelará que su eficiencia depende del hecho que ellos vuelven a la situación que causa la reflexión fuera del colegio en la vida ordinaria. Le dan a los alumnos algo que hacer, no algo que aprender…”

La situación problema, el problema, el reto… como se quiera denominarlo afecta a todas las variables metodológicas que determinan la práctica didáctica pero, especialmente, tiene que ver con la organización de las actividades y de los contenidos que se vehiculan a través de las mismas.

En el caso de la enseñanza aprendizaje de las Lenguas la diferencia está muy clara. Frente al modelo más habitual en los materiales didácticos de las editoriales (versión en papel o digital) que se organizan siguiendo los apartados en los que tradicionalmente se describen los sistemas lingüísticos (léxico, morfología, sintaxis…) o las etapas de la Historia de la Literatura; organizar las unidades de enseñanza aprendizaje en torno a situaciones problema supone partir de las necesidades comunicativas del alumnado en los diferentes ámbitos en los que desarrolla o puede desarrollar su actividad (social, personal, académico, profesional…).

Esto supone que frente a un modelo organizativo de tipo analítico en el que los diferentes elementos que conforman una unidad de enseñanza aprendizaje, son independientes, siguen una lógica disciplinar y no tienen relación unos con otros, es necesario apostar por foormas organizativas de carácter sintético en las que todos los elementos de la unidad didáctica están interrrelacionados y al servicio de la consecuención de un producto final que es la respuesta al problema planteado al comienzo de la unidad.

Asimismo, en este planteamiento los contenidos que tradicionalmente  han sido el eje de la organización de nuestra materia, pierden su carácter fundamental para convertirse en elementos de ayuda para la resolución de las actividades y del reto planteado. Además, el eje de organización de estos contenidos se modifica puesto que no tienen por qué seguir una lógica disciplinar sino que se organizan según lo exija la resolución de los problemas comunicativos planteados al alumnado.

Estamos, en definitiva, hablando de algo tan oído y escuchado como el trabajo por proyectos, proyectos de comunicación, el enfoque basado en tareas, el ABP… Oído hasta la saciedad, pero en la práctica… ¿dónde nos situamos en nuestra práctica? ¿Hasta qué punto estamos introduciendo estos métodos de trabajo en nuestras aulas?

El currículo no es un obstáculo, puesto que nos demanda que lo hagamos así, por tanto… ¿te animas a diseñar una situación problema y a organizar una unidad didáctica a partir de la misma?

Te dejamos algunas ideas:

EDUCACIÓN PRIMARIA

EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA

 

 

10 CLAVES PARA LA ELABORACIÓN DE MATERIALES DIDÁCTICOS

Imagen1

Como bien describe la imagen de Néstor Alonso (@arrukero) el profesorado que decide elaborar materiales didácticos para su aula o mejorar los que le proporcionan las editoriales o busca en la red, se encuentra en una difícil encrucijada. Hoy en día, hay una multitud de aspectos en relación con el aprendizaje y la enseñanza que están emergiendo desde propuestas y presupuestos muy diferentes ante los que hay que dar respuesta.

¿Programo por inteligencias múltiples? ¿Cómo desarrollo en mi aula todas las competencias básicas? ¿Cómo integro las TIC? Y el aprendizaje cooperativo…¿introduzco estas técnicas en todas y cada una de las actividades? ¿Qué hago con el Flipped?

Hay tantos aspectos para contemplar que es muy probable que ante la duda, optemos por dejar todo como está abrumados por tan ingente tarea.

La primera medida es mantener la calma. No dejarse llevar por la sensación de que es necesario introducir en nuestros materiales y en nuestras actividades todos estas líneas emergentes y todas ellas a la vez. Es indispensable pararse y pensar. ¿quiénes son mis alumnos y alumnas? ¿Qué necesitan? ¿Qué puedo ofrecerles?

Es indudable que los cambio socio culturales que estamos viviendo, nos tienen que llevar a poner en cuestión ciertas prácticas y rutinas que tienen poco que ver con los aprendizajes necesarios para los futuros ciudadanos y ciudadanas del siglo XXI. Desde una perspectiva, quizás simplista, pero que encierra en si misma un enorme potencial de cambio nuestro punto de partida es que hay un eje básico del cual surgen después un gran número de cambios: el APRENDIZAJE ACTIVO.

Alejarse del paradigma trasmisivo para acercarse al paradigma de un aprendizaje activo (en cualquiera de sus versiones) es el primer paso para plantear las actividades de enseñanza aprendizaje, la práctica diaria del aula… de un modo diferente, con un enfoque metodológico adecuado a las exigencias de la sociedad actual. Una vez dado este primer paso, todo el conjunto de variables metodológicas se van modificando: el tipo de evaluación, el papel del profesorado, los agrupamientos…

En una charla con los coordinadores del proyecto Sare@Hezkuntza, intentamos reflejar en una presentación cuáles serían los elementos claves de un material didáctico que sea adecuado para los nuevos retos de la institución escolar. Estos elementos serían los siguientes:

  1. El aprendizaje activo que se traduce en creer que se aprende haciendo y no escuchando.
  2. La organización de las actividades que deben formar un todo organizado y no constituir un listado de actividades sueltas y descontextualizadas.
  3. La situación problema o reto que da origen, sentido y funcionalidad a la unidad didáctica, tarea, proyecto…
  4. El acceso a la información, proponiendo diversidad de fuentes y desarrollando el sentido crítico en su valoración e interpretación.
  5. El aprendizaje cooperativo por entender que la interacción es un motor para el aprendizaje.
  6. La utilización de las Tic en el proceso de enseñanza aprendizaje porque leer, escribir, trabajar… en la sociedad digital así lo exige.
  7. La meta-cognición que permite al alumnado ser consciente de su aprendizaje y desarrollar su capacidad de autorregulación.
  8. Las herramientas de andamiaje necesarias para guiar al alumnado en su proceso de aprendizaje.
  9. La evaluación con carácter formativo como elemento que ayuda a aprender y no solo sanciona.
  10. El producto final como muestra del trabajo realizado y respuesta al problema inicialmente planteado.

¿Estáis de acuerdo con estos elementos? ¿Quitaríais muchos de ellos? ¿Qué añadiríais?

Imagen2

 

GETXOLINGUAE 2016

IMG_0609

Getxolinguae se celebró el pasado 19 de Marzo con un nuevo formato de duración, una mañana intensiva de trabajo.

En la introducción a la jornada intervinieron  la Viceconsejera de Educación y el Director del IVEI-ISEI quienes se centraron, por una parte, en las líneas estratégicas del Departamento y, por otra, en los resultados de las diferentes evaluaciones y pruebas que  viene realizando en la Comunidad Autónoma este organismo.

Seguidamente, en la prima¡era parte de la Jornada de trabajo contamos con dos intervenciones que trataban de situar el tema en un marco global de trabajo:

La segunda parte de la mañana fue para los docentes de Primaria y Secundaria quienes expusieron diferentes experiencias llevadas al aula en sus centros. Fueron experiencias diferentes y realmente enriquecedoras en torno a la manera en que en sus aulas llevan a cabo el Tratamiento integrado e integral de las lenguas. Cada una de ellas llevaba detrás mucho trabajo e ilusión por parte de los docentes implicados, a los que desde aquí queremos felicitar por su profesionalidad y su entusiasmo a la hora de transmitir su experiencia.

Pudimos comprobar que existen muchos caminos diferentes y que cada centro, en función de sus características debe ir dando forma a la incorporación del TIL, que por otra parte, es imprescindible dentro de un enfoque comunicativo de las lenguas.

Aunque todas las intervenciones fueron grabadas en vídeo, a día de hoy no están todavía disponibles los vídeos con las diferentes experiencias  de los centros que participaron; en cuanto estén disponibles, os lo comunicaremos. Sin embargo, lo que si os dejamos en esta entrada es el enlace al sites en el que podéis ver las presentaciones que realizaron los docentes de los diferentes centros tanto de Primaria como de Secundaria y algunos de los vídeos que acompañaban sus presentaciones.

sites getxolinguae 2016

Las experiencias fueron la llave para dar paso a la tercera y última parte de la Jornada, las mesas de debate, donde se pudo poner en común las ideas que cada participante tenía sobre el tema, escuchar diferentes propuestas, debatir sobre la manera real de introducir planteamientos integradores en el tratamiento de las lenguas… Las cuestiones que se debatieron giraban en torno a cuáles eran las condiciones imprescindibles para poner en marcha un tratamiento integrado e integral de las lenguas, cuáles eran las necesidades de los centros, primeros pasos, etc

Aquí os dejamos de las ideas aportadas por los docentes:

  • Comenzar con un solo proyecto integrado de las tres lenguas en uno o dos grupos
  • Iniciar con un solo proyecto por curso para ir avanzando a un proyecto por trimestre en las tres lenguas (implantación por cursos de manera paulatina).
  • Distinguir una parte de la jornada para la implantación, coordinación, seguimiento,… Establecer un horario común para compartir experiencias, coordinarse, comprobar los avances, recoger opiniones…Es fundamental la cobertura de la dirección escolar.
  • Debe existir alguien con entusiasmo que quiera llevar el proyecto adelante. No sirve que le toque a alguien que no quiere estar ahí.
  • La reflexión es fundamental: qué hacer, cómo hacerlo, para qué… a lo que puede contribuir el nuevo marco educativo que proporciona Heziberri 2020
  • La implantación de una nueva metodología implica la necesidad de solventar nuevos problemas.
  • Empezar con nano-proyectos
  • Reforzar el euskera en las escuelas donde tengan dificultades con la lengua
  • Renovar el proyecto lingüístico: analizar las consecuciones, ejecutar los planes de mejora…
  • Es necesario compartir las experiencias para no empezar de cero
  • De cara a dar respuesta a las diferentes situaciones socio-lingüísticas, sería conveniente la adecuación de los proyectos en función de cada centro.

Aunque todas las intervenciones fueron grabadas en vídeo, a día de hoy no están todavía disponibles los vídeos con las diferentes experiencias  de los centros que participaron; en cuanto estén disponibles, os lo comunicaremos.

Lo que si os dejamos en esta entrada es el enlace al sites en el que podéis ver las presentaciones que realizaron los docentes de los diferentes centros tanto de Primaria como de Secundaria y algunos de los vídeos que acompañaban sus presentaciones.

 

TRATAMIENTO “INTEGRAL” DE LENGUAS…¿DE QUE ESTAMOS HABLANDO?

alphabet-1223622_1280

crédito de la imagen

El capítulo 11 del actual decreto curricular de la CAPV tiene como título “Tratamiento Integrado e Integral de Lenguas”.  La primera parte de este titular se refiere a un planteamiento didáctico de las lenguas curriculares conocido y vigente desde la época de la LOGSE y que coméntabamos en la entrada anterior. Sin embargo, la segunda parte del titular nos remite a un nombre más novedoso, al menos en apariencia.

El Tratamiento Integral de las lenguas se caracteriza en este mismo artículo con estas palabras “El tratamiento integral de las lenguas requiere que todo el profesorado, tanto el de lenguas como los de las áreas y materias no lingüísticas, cooperen conjuntamente en el desarrollo de la competencia comunicativa. A la misma contribuirán todas las formas de expresión propias de los conocimientos correspondientes a cada área o materia y todas las situaciones y experiencias lingüísticas que se desarrollan en cada una de las lenguas vehiculares.”

Es decir, que debajo de este término subyace la competencia en comunicación lingüística y todas las medidas que han de tomarse  en un centro para favorecer su desarrollo. Por ello, nos preguntamos si era necesario acuñar otro término nuevo (una complicación añadida más en este magma de términos curriculares que nos envuelve) o no. Parece que cada reforma educativa, cada decreto curricular….se complace en crear su nuevo vocabulario, un lexicón diferente, aunque en la mayor parte de los casos se siga refiriendo a los mismos conceptos. El cambio de etiquetas sólo conlleva un trabajo de interpretación y asimilación añadido para que el profesorado y los centros adopten las novedades relevantes y las vayan introduciendo en su práctica.

Por desgracia, el nuevo decreto curricular es un magnífico ejemplo de esta necesidad de los equipos políticos de renombrar la realidad (aunque sin cambiarla) para dar la falsa impresión de  que están creando marcos conceptuales novedosos. La lista es bastante extensa, pero por dar un ejemplo se puede hablar de la división de las competencias en dos grupos diferenciados (tranversales y disciplinares), del cambio de nombre de todas ellas cuando aún se estaba tratando de familiarizar a los centros con los anteriores, etc.

En relación con el tema de esta entrada, el Tratamiento Integral de Lenguas, creemos que debajo del término están todas las decisiones, organizativas y metodológicas, que un centro debe tomar para favorecer el desarrollo de la competencia en comunicación lingüística. Solo eso, pero tampoco menos.

El conjunto de estas medidas conforma un amplio listado y las decisiones alcanzadas y las acciones para poner en práctica estas decisiones deben recogerse en el Proyecto Lingüístico de Centro, documento imprescindible para promover la mejora de la competencia en comunicación lingüística del alumnado.

En estos tres documentos que os enlazamos a continuación se recogen una serie de cuestiones que, a nuestro juicio, corresponden a la mayor parte de los aspectos que tanto en el nivel organizativo como metodológico, deben organizar la reflexión y toma de decisiones de los centros sobre la Competencia en Comunicación Lingüística, o si lo decimos de manera “más moderna” sobre el Tratamiento Integral de Lenguas.

Criterios de organización de las Lenguas

Decisiones metodológicas en las áreas lingüísticas

Decisiones metodológicas en las áreas no lingüisticas

Os dejamos también esta presentación con ideas y sugerencias para el trabajo en el centro en torno a la Competencia en Comunicación Lingüística:

Imagen1

 

TRATAMIENTO INTEGRADO DE LENGUAS: ¿NECESARIO? ¿POSIBLE?

TIL

Es una preocupación recurrente entre los docentes de lenguas cómo gestionar eso tan difícil de “el tratamiento integrado de las lenguas”. En todos los centros hay quienes, cual “pepito grillo” insisten: “habría que hacer algo”, ”no puede ser eso de que cada lengua vaya por su lado”, “pero si nos estamos repitiendo”, “pero si estamos utilizando hasta un metalenguaje diferente”…, y casi todo el profesorado siente que es de lógica, que sería necesario hacer algo. Sin embargo, aunque se van dando pasos en esta dirección,  son pocos los centros que entran a fondo en este proceso que, en definitiva, supone una revisión de nuestra práctica y una propuesta de cambio metodológica. La necesidad la vemos todos, la solución parece que no se ve tan clara.

Pero ¿por qué y en qué consiste exactamente el tratamiento integrado de lenguas?

El Tratamiento Integrado de Lenguas es una opción organizativa y metodológica que aparece en el sistema educativo con la llegada de la Logse y la generalización de la enseñanza bilingüe al coexistir dos lenguas oficiales en varias  de las CCAA del Estado. Se ha extendido en el mundo de la enseñanza de las lenguas avalado por las investigaciones sobre el aprendizaje de las lenguas, sobre las transferencias de aprendizajes entre las lenguas y sobre la importancia de programar simultáneamente los aprendizajes lingüísticos y no lingüísticos.

Esta propuesta se basa en la constatación de que las diferentes lenguas son objetos de enseñanza y aprendizaje que comparten muchos más aspectos de aquellos que las diferencian. Si entendemos las lenguas como herramientas de comunicación y representación, es necesario reconocer que las lenguas comparten las mismas finalidades, que todas ellas se actualizan en los diferentes ámbitos de uso de la lengua de las personas y que todas ellas se concretan en el uso en diferentes géneros discursivos con determinadas características muy semejantes en todas las lenguas.

De hecho, el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas recoge la necesidad de este planteamiento integrador cuando afirma que “ (…) el individuo no guarda sus lenguas y culturas en compartimentos estancos estrictamente separados, sino que desarrolla una competencia comunicativa a la que contribuyen todos los conocimientos y las experiencias lingüísticas y en las que las lenguas se relacionan entre sí e interactúan”

El Tratamiento Integrado de Lenguas se entiende de una manera amplia como la elaboración de una programación consensuada entre las diferentes lenguas curriculares del centro basada en una metodología y en unos presupuestos didácticos comunes. Tan sencillo y tan complicado.

La noción de competencia, ya sea la de la “competencia comunicativa” procedente de las ciencias disciplinares y adaptada para su utilización didáctica, como la de la “competencia en comunicación lingüística” procedente de la recomendación del Parlamento Europeo a los estados miembros y presente en los currículos de la LOE y de la LOMCE como una de las competencias básicas, señala a todo el  profesorado una finalidad clara de la enseñanza-aprendizaje de las lenguas: la mejora de los usos lingüísticos del alumnado.

Este presupuesto que, en teoría, posiblemente comparte una gran parte del profesorado de lenguas, exige que este mismo profesorado comparta un enfoque metodológico semejante que debe basarse en la ideas eje del enfoque comunicativo de la enseñanza aprendizaje de las lenguas (cualquier metodología no  vale), y es ahí donde este proceso de integración en el aprendizaje de las lenguas comienza a complicarse. A veces, cada departamento y/o cada docente utiliza una programación, un libro de texto, una manera de hacer…, que además  no está precisamente basado en el enfoque comunicativo. Esto hace que no afloren las confluencias entre las lenguas sino las diferencias, en un planteamiento más ligado a la descripción del código que a su uso en diferentes situaciones de comunicación.

Sin embargo, a lo largo de estos últimos años, impulsado por el Programa de Tratamiento Integrado de Lenguas, se han ido elaborando en la comunidad materiales de aula que nos permiten trabajar con el Tratamiento integrado de lengua, y que se han plasmado en experiencias reales en los centros de primaria y secundaria. Estos materiales se pueden utilizar tal y como han sido concebidos o bien modificarlos en función de las características de los centros.

Materiales del programa de Tratamiento integrado de lenguas

Materiales del seminario de  HTB/ TIL del Berritzegune de Getxo

La experimentación de materiales de este tipo es un camino para comenzar a trabajar de manera coordinada entre los departamentos de lenguas e ir encontrando estrategias, criterios, decisiones comunes en torno a la enseñanza de las lenguas. Hay muchas trayectorias posibles para desarrollar este trabajo pero eso sí, todas pasan por un proceso conjunto de reflexión sobre nuestra práctica y de renovación metodológica. Lo importante es empezar a caminar juntos.

En esta presentación podéis ver algunas ideas sobre el TIL y su desarrollo en esta comunidad.

Imagen2