Archivo de la categoría: Literatura

LUIS CERNUDA. TE QUIERO

Te quiero…

Te quiero.

Te lo he dicho con el viento
jugueteando tal un animalillo en la arena
o iracundo como órgano tempestuoso;

te lo he dicho con el sol,
que dora desnudos cuerpos juveniles
y sonríe en todas las cosas inocentes;

te lo he dicho con las nubes,
frentes melancólicas que sostienen el cielo,
tristezas fugitivas;

te lo he dicho con las plantas,
leves caricias transparentes
que se cubren de rubor repentino;

te lo he dicho con el agua,
vida luminosa que vela un fondo de sombra;
te lo he dicho con el miedo,

te lo he dicho con la alegría,
con el hastío, con las terribles palabras.
Pero así no me basta;
más allá de la vida
quiero decírtelo con la muerte,
más allá del amor
quiero decírtelo con el olvido.

 Y aquí os dejamos una secuencia didáctica con la que podéis acercaros a Cernuda y la Generación del 27 .

PEDRO SALINAS. SI TE QUIERO

pluma

Si te quiero, no es porque te lo digo :
es porque me lo digo y me lo dicen.
El decírtelo a tí ¡ qué poco importa
a esa pura verdad que es en su fondo
quererte ! Me lo digo,
y es como un despertar de un no decirlo,
como un nacer desnudo,
el decirlo yo solo, sin designio
de que lo sepa nadie, tú siquiera. Me lo dicen
el cielo y los papeles tan en blanco,
las músicas casuales que se encuentran al abrir los secretos de la noche.
Si me miro en espejos
no es mi faz lo que veo, es un querer.
El mundo,
según lo voy atravesando,
que te quiero me dice,
a gritos o en susurros.
Y algunas veces te lo digo a ti,
pero nunca sabrás que ese “te quiero”
sólo signo es, final, y prenda mínima;
ola, mensaje — roto al cabo,
en son, en blanca espuma —
del gran querer callado, mar total.

Pedro Salinas

 Y aquí os dejamos una secuencia didáctica con la que podéis acercaros a  la Generación del 27 .

A LA INMENSA MINORÍA… RECORDANDO A BLAS DE OTERO

programaCIEN

España ahogándose
Cuando pienso
en el mar es decir
la vida que uno ha envuelto desenvuelto
como
olas
sonoras
y sucedió que abril abrió sus árboles
y yo callejeaba iba venía
bajo la torre de san Miguel
o más lejos
bajaba
las descarnadas calles de Toledo
pero es el mar
quien me lleva y des lleva en sus manos
el mar desmemoriado
donde estoy son las márgenes
del Esla los esbeltos álamos
amarillos que menea el aire
no sé oigo las olas
de Orio Guetaria
Elanchove las anchas
olas rabiosas
es decir la vida que uno hace
y deshace
cielos
hundidos días como diamante
una
guitarra en el Perchel de noche
la playa rayada de fusiles
frente a Torrijos y sus compañeros.

(Poema en audio, recitado por Blas de Otero)

Este año celebramos el centenario de Blas de Otero, un poeta que apela a la inmensa mayoría pero, paradójicamente, sólo lee una minoría, aunque eso sí, inmensa.

Blas de Otero trabaja con las palabras en una poesía que mira hacia el otro, hacia el ser humano. Al igual que Gabriel Celaya o Ángela Figuera, fue un poeta no asertivo, en una época en la que la poesía social intentaba expresar el dolor que sienten los demás.

Estos días se está celebrando en la biblioteca de Bidebarrieta de Bilbao una semana de homenaje al poeta en la que diferentes poetas, escritores, críticos  y estudiosos dialogan en torno al autor y su obra y recrean sus poemas. Las jornadas han sido organizadas por la Fundación Blas de Otero. En su página podéis encontrar diferentes materiales sobre el autor, así como una grabación con su voz  en la que habla de su poesía.

En esa misma página se recogen también dos rutas literarias sobre el poeta organizadas por la Fundación: una por Bilbao, donde nació y vivió su infancia y primera juventud, y otra por Orozko, cuna de su familia materna y referencia importante en su vida.

Nosotras, que junto con otros compañeros, hemos callejeado tanto a la busca de poetas, novelistas y escritores en el proyecto colaborativo Callejeros Literarios no podíamos dejar de reseñar esta preciosa iniciativa de la Fundación.

ruta literaria blas de otero

(pinchar en la imagen para ver los recorridos)

Tal vez quedaría pendiente elaborar un callejero de Blas de Otero en toda España, ya que son muchas las localidades que han homenajeado al poeta dando su nombre a una calle, a un centro educativo, etc. Una bonita iniciativa para incorporar a los Callejeros Literarios. ¿Alguien se anima?

De momento, y aunque estemos terminando el curso, lo que sí os recomendamos es dedicar un rato a leer al poeta en las aulas, como pequeño homenaje  a un autor que además de poeta quiso ser hombre. En este enlace podéis encontrar también una secuencia didáctica sobre el autor que nos acerca a su persona y a su obra.

En cualquier caso -y para los que lleguéis ya tarde a este homenaje-, como el año del centenario no termina hasta diciembre, en el inicio del próximo curso os prometemos una propuesta de trabajo sobre el autor, enmarcada dentro de la educación literaria, que nos permita recordarlo en las aulas como merece y sobre todo aprender de él sobre el ser humano y sobre la vida, porque, como decía Manuel Rivas, “Blas de Otero es un poeta que trabaja con las palabras que son luciérnagas que te llevan en el viaje desde dentro hasta fuera”.

 

 

DEL AMOR Y OTROS DEMONIOS: Un cancionero petrarquista para trabajar la coeducación

El curso pasado nuestro compañero Nacho Gallardo (@profenacho08) ganó junto con su alumnado el 2º Premio Rosa Regas a materiales con valor coeducativo. El proyecto que presentaron fue El cancionero petrarquista, un trabajo que comenzaron a realizar en el curso 2013-2014  en el IES Chaves Nogales de Sevilla y que resultó premiado en el 2015.

Aunque, en su momento, ya nos hicimos eco del premio a través de Twitter , nos ha parecido que, aprovechando la fecha del 8 de marzo, merecía la pena traerlo al blog y dar a conocer más a fondo este trabajo que puede ser muy útil para el profesorado de lengua y literatura: una buena manera de enlazar la literatura y la coeducación.

Así explica Nacho el sentido del proyecto en este vídeo:

cancionero petrarquista

(hacer click en la imagen para acceder al vídeo)

Cuando decimos que para trabajar la coeducación no hay que hacer nada especial – se trata “simplemente” de tener la sensibilidad suficiente para ver esa vertiente en cada uno de los temas que tratamos- hablamos de proyectos como este. Estudiar el cancionero petrarquista es una oportunidad  inevitable para hablar del amor, y si tratamos de acercar el tema al interés del alumnado, a sus vivencias, es inevitable hablar también de las relaciones chico-chica, de sus experiencias amorosas, del canón de belleza…, y ahí, inevitablemente también, aparecerá la desigualdad basada en los estereotipos de género, la discriminación, las relaciones de dependencia, la violencia de género, etc.

Hay numerosos trabajos que relacionan los mitos del amor romántico con el mantenimiento de las relaciones desiguales entre chicos y chicas (incluso entre los más jovenes) y en último caso, con la violencia de género en sus diferentes fases, desde las llamadas microviolencias, hasta la violencia más declarada.

Igualmente, en los últimos tiempos se ha comprobado en investigaciones realizadas por diferentes entidades que actualmente la presencia de las diferentes manifestaciones de la violencia de género en las relaciones de pareja de adolescentes y jóvenes es desgraciadamente muy importante:

Todo ello nos lleva a pensar que hay mucha tarea por delante, y que la escuela, desde sus diferentes áreas puede hacer mucho también para ir transformando esta situación: sensibilizar a los chicos y chicas sobre estos temas, ayudarles a reflexionar sobre sus propias experiencias, hacerles pensar, desarrollar su sentido crítico, su propia opinión… Así pues, agradecemos de corazón a Nacho y a su alumnado el trabajo realizado, y les felicitamos por ello.

Podéis acceder a la web del proyecto, donde encontraréis el material didáctico elaborado por Nacho y los trabajos desarrollados por el alumnado.

cancionero petrarquista2

Y en este enlace podéis ver otro Cancionero Petrarquista elaborado por el alumnado el curso pasado.

 

Montse González te regala una actividad TIC

arbol

Montse González es profesora de Lengua Castellana y Literatura en el IES Uribe Kosta de Plentzia. Nos conocemos desde hace ya tiempo y su fuerza, sus ganas de innovar e incorporar nuevas propuestas en las aulas van creciendo y fortaleciéndose con los años. Por ello, contar con Montse en esta sección es un auténtico placer y desde aquí le damos las gracias por compartir con todos nosotros una de sus propuestas.

He de decir que mi incursión en el mundo de las TIC ha sido relativamente tardía y, si tuviera que elegir un momento clave en este proceso, éste sería a raíz de mi recalada en el IES Uribe-Kosta (centro en el que aún trabajo) en el curso 2013/14. Además de tratarse de un instituto muy involucrado en la digitalización de la enseñanza, tuve la gran suerte de trabajar estrechamente con Itziar López (actual asesora del Berritzegune 02) que me mostró otra forma hacer Lengua. Destacaría de manera especial un principio al que procuro aferrarme: no olvidarme del objetivo lingüístico-literario que persigo en cada momento. Y es que, a veces, los docentes somos como nuestros alumnos: nos dejamos cegar por las tecnologías (ya no tan  nuevas) y sus numerosas posibilidades (cada día tenemos algo novedoso en el mercado). Sin embargo, en cuanto al uso de las TIC, considero que estoy “en pañales” y creo que esta sensación me acompañará durante toda mi vida profesional: ¡hay tanto que aprender! Eso sí, mi avance es lento, pero seguro. A finales del curso pasado, realicé una actividad formativa en torno al uso del blog en el área lingüística (a cargo del Berritzegune) y, aunque técnicamente no me supuso mucha complicación, me sirvió de acicate para crear mi propio blog de aula (www.mejormilpalabras.com). “¡Menuda cosa!” pensaréis. Pero es que, hasta entonces, me arreglaba usando Google Drive y los blogs y sites de otros compañeros. Así que, mantener mi propio blog y poder crear actividades (muchas veces inspiradas en las de otros profesores, claro) y mostrarlas ha sido una revolución en mi vida.

La actividad que quiero compartir con vosotros se enmarca dentro del programa de Lengua Castellana y Literatura de 2º de Bachillerato. La primera lectura obligatoria del curso, lectura que entra en la PAU, es El árbol de la ciencia de Pío Baroja. Como sabéis, es una obra publicada hace más de cien años (1911) ambientada en la España de fin de siglo y que retrata de manera magistral la crisis que vivió el país en todos los ámbitos (sociales, económicos e ideológicos). Es una novela de ideas en la que la acción deja paso a la reflexión, por lo que su lectura se hace “árida” para gran parte del alumnado acostumbrado a novelas más “cinematográficas”. Acometimos la lectura desde una perspectiva clásica: fijamos varias fechas a lo largo de la evaluación para ir comentando la novela en función de una guía de lectura previamente preparada. El primer día de tertulia, al ver que se perdían en su desconocimiento de la época y que leían la novela desde la lejanía como algo totalmente ajeno a sus vidas, se me ocurrió proponerles esta sencilla actividad que titulé: “El árbol de la ciencia en el siglo XXI”.

El trabajo previo consistía en que, a medida que fueran leyendo la obra de Baroja, debían marcar aquellos pasajes que les recordaran a nuestra época. Ni que decir tiene que son muchísimos: de hecho, la tan recordada crisis que nos azota desde hace ya varios años provoca que una novela como ésta goce, lamentablemente,  de rabiosa actualidad.

Mientras tanto, creé un tablero o muro virtual usando padlet, una aplicación que descubrí hace relativamente poco. Y, por no andar con invitaciones que luego no encuentran, la dejé visible para todo el mundo. Eso sí, me adjudiqué el papel de moderadora y cada entrada debía ser aprobada por mí antes de visualizarse en el muro. La verdad es que padlet ofrece más posibilidades, pero ésta fue la elegida.

La tarea consistió en convertir mi muro en un muro colaborativo donde cada alumno de la clase podía crear una o dos entradas con los siguientes apartados: 1) La cita elegida de la novela; 2) Un breve comentario (50-100 palabras) de carácter expositivo-argumentativo donde se aportara algún dato y una reflexión en la que se viera la relación entre la cita y nuestro tiempo; 3) Y, para finalizar, una imagen (foto, dibujo, viñeta…) acorde a dicha reflexión. Como siempre suelo hacer, les puse un ejemplo realizado por mí para que vieran que no era tan complicado.

Planteé la actividad como un ejercicio de ampliación y, sorprendentemente, participó la gran mayoría de la clase. Creo que a los alumnos les ha servido para acercarse a una obra literaria para ellos “lejana” en el tiempo desde una perspectiva crítica, entre otros objetivos. Y al Departamento de Lengua nos ha motivado para llevar a cabo otros proyectos a través de padlet.

He aquí  “El árbol de la ciencia en el siglo XXI”:

qr1

 

Enlace a la actividad