Archivo de la categoría: Escritura

GRAFEIN, teoría y práctica de un taller de escritura

grafein_tapa

“Un libro te salva la vida”

“Cuanto más se lee menos se imita”

“Dime lo que lees y te diré quién eres”

“Los libros deben ser como rompehielos”

Es difícil quedarse con una de esas frases porque Grafein fue un poco un conglomerado de todo lo anterior al igual que muchos  de los libros que os estamos reseñando.

Eran nuestros primeros años de profesoras de la materia en diferentes centros, con perfiles de alumnado muy dispares y, sobre todo, con muy poca experiencia docente.

Quedan en el recuerdo aquellos libros de texto con los morfemas y las desinencias verbales, las funciones del lenguaje, el origen de la lengua… y la multicopista a la que metíamos unos clichés muy largos con listas interminables de ejercicios…

Y en el aula… nuestros alumnos, al otro lado de la mesa, con una cara de insatisfacción y aburrimiento todavía mayor que la nuestra.

Encontramos en una librería, a la que solíamos acudir, un  pequeño libro cuya portada la llenaba una gran máquina de escribir. Se titulaba “Grafein, Teoría y práctica de un taller de escritura”.

Descubrirlo fue un antes y un después porque en él estaba y está el germen de  muchas propuestas de escritura que llevamos al aula. Porque ese libro nos descubrió que nuestra asignatura hay que sentirla y vivirla y para ello…hay que sacudirse mucho prejuicios, estereotipos, rutinas… nos descubrió que el aula es, precisamente, un  ser vivo al que hay que cuidar y mimar cada día para que vaya creciendo.

En Grafein, cuya primera edición data del 1981, casi cuarenta años, se encuentran propuestas diversas que sirven como base para talleres de escritura creativa, para incluir actividades a modo de “kit kat”, para fomentar la imaginación y, como no, forman parte importante de los proyectos de escritura como aliado indiscutible para fomentar las ganas de escribir.

Además Grafein hace que nuestra cabeza se despierte, que de las propuestas que aparecen en el libro, creemos un sinfín de nuevas propuestas, que las creen nuestros alumnos y alumnas…

Así comienza el prólogo:

“Este libro no es un ensayo, no es una crónica, no es un manifiesto.

Es un lugar de trabajo…Para usted lector, una tarea que realizar. Escribir. O hacer escribir.

Tras una introducción, que hay que leer, comienzan las consignas, ochenta consignas de diferentes tipos: desde las que invitan a continuar y rellenar textos pasando por las que marcan una operación, las que permiten crear textos diferentes, las que obligan a seguir pautas fijas y también las inclasificables.

La ruleta, completar el diálogo, con nombres propios, informar, collage, recontar, muro descascarado, traducción imaginaria, geminar palabras, versear, cuento policial colectivo…¿las recordáis?

A continuación, una sección denominada TEORÍA. En ella podemos encontrar textos de Borges, Cummings, Octavio Paz, Cesar Vallejo…

El impulsor del grupo-taller fue Mario Tobelem, escritor y profesor en la Facultad de Filosofía y letras en Buenos Aires.

Con el colaboraron talleristas como Silvia Adela Kohan y Ariel Lucas (1991) quienes definieron los “talleres de escritura” como:

“Un espacio para intentar infinitas variaciones, fusiones, negaciones, y digresiones…-Un lugar de juego: el trabajo incluye la diversión en este caso”

El lugar central de la actividad del grupo era la invención y exploración lúdica para producir escritura -no literatura- a partir de consignas. En la actualidad muchas de las tareas que aparecen en Grafein han sido recogidas, transformadas, ampliadas en muchos de los libros que hacen referencia a talleres literarios pero, sin lugar a dudas, este pequeño libro mantiene la frescura que tenía y en manos de un buen docente sigue teniendo un gran potencial.

Maite Alvarado, Mª Carmen Rodriguez, Mario Tobelem (1981)  Grafein Teoría y práctica de un taller de escritura.Madrid. Ed Altalena. 

“Reparar la escritura” para aprender a escribir

Descubrimos a Daniel Cassany, hacia 1990, a través de su primer título “Describir el escribir. Cómo se aprende a escribir” y la lectura de esta obra fue como un fogonazo porque por primera vez encontrábamos a alguien que explicaba de manera clara cómo se aprendía a escribir y, en consecuencia, como se podía enseñar a escribir. Eran contenidos que a lo largo de los años de la carrera no habíamos ni atisbado y que, sin embargo, habíamos echado en falta desde el primer momento en el que entramos en las aulas. No sabíamos cómo hacer para ayudar al alumnado a escribir porque no sabíamos en que consistía este proceso. Daniel Cassany nos lo explicaba con la prosa rigurosa pero clarísima que caracteriza todas sus publicaciones. Desde entonces, sus libros (Enseñar lengua, La cocina de la escritura…) nos han acompañado en el camino de explorar nuevas maneras de abordar la didáctica de la lengua en las últimas décadas. Hemos aprendido y disfrutado de su escritura y, también, de su palabra en los múltiples cursos, congresos… que hemos compartido. 

Es difícil escoger uno de sus libros para reseñarlo y, aunque en los últimos tiempos se ha centrado más en el ámbito de la lectura crítica -al que volveremos en otra entrada- nos ha apetecido recuperar este Reparar la escritura, su segundo libro editado, porque nos parece que en su momento abrió nuevas perspectivas en un campo de trabajo tan necesario, y a su vez tan frustrante a menudo para el profesorado, como es la revisión y corrección de textos, y que por otra parte, a nuestro entender, sigue teniendo total vigencia en nuestros días.

¿Quién no se ha cuestionado más de una vez en su práctica de corrección si realmente servía de algo lo que hacía, a dónde iba ese papel lleno de marcas rojas que devolvía al estudiante, qué incidencia tenia en el aprendizaje y mejora de la escritura del alumnado? En este libro de apenas 129 páginas Cassany pone en cuestión ya en el año 93 (la ultima reimpresión es del 2009), cómo corregimos los textos para realmente “reparar la escritura”, es decir, mejorarla,  que debería ser nuestro verdadero objetivo.

Parte de un marco teórico en el que apuesta por una corrección procesual, siempre dentro del proceso de composición del texto, en la fase de revisión, ya que esta es la única manera de que el alumnado se haga consciente de sus errores y pueda/deba corregirlos, reescribiendo el texto para llegar a un texto final, si no perfecto si, al menos, “reparado”. ¿De qué se trata,ju de constatar lo mal que escriben los alumnos y ponerles una nota? o ¿de ayudarles a aprender a analizar y mejorar sus textos dándoles herramientas (criterios, listas de control, fichas de autoevaluación…) y tiempo (fase de revisión) para mejorar su escritura? La queja a menudo en este sentido es la falta de tiempo, lo arduo de las revisiones de los textos, lo que se alarga el proceso de escritura, etc.  Pero, como nos dice Cassany, y todos sabemos, la única manera de aprender a escribir, de mejorar un texto, es reescribirlo una y otra vez hasta llegar a una versión que resulte aceptable. Y es precisamente en ese proceso de cambiar un elemento por otro y ver cómo funciona, de eliminar, de añadir, de cambiar el orden…  cuando aprendemos a escribir. 

A partir de ahí, Cassany plantea una serie de preguntas clave: ¿Qué objetivos tiene la corrección? ¿Vale la pena corregir? ¿Qué errores es preciso corregir? ¿Quién tienen que corregir? ¿Cuándo es preciso corregir? ¿Qué hacen los alumnos con las correcciones? etc. A través de sus respuestas va configurando una forma diferente de corregir frente a la corrección tradicional. En aquel momento parecía muy osado cuestionar si había que corregir todos los errores en todos los textos (¡cómo no!) o si había que corregir todos los textos de los alumnos (¡por supuesto!), o cuál es la diferencia entre un error y una falta y hasta que punto no nos centrábamos excesivamente en estas últimas, dejando de lado los elementos que más obstruyen realmente la eficacia de un texto escrito (coherencia, cohesión, adecuación).

La tercera parte del libro ofrece diferentes técnicas de corrección (Negociación sobre la corrección, Marcas de corrección, Listas de control, Bitacoras, Reformulación de un texto, La subasta…) con ejemplos de textos reales que nos sirven de modelo para llevar al aula.

Por último “Diez consejos para mejorar la corrección” y una “Hoja informativa para los alumnos” que resumen un poco todo el planteamiento del libro.

Quizás algunas de sus propuestas ya son conocidas. Seguro que muchos de estos criterios ya se han ido incorporando en algunas prácticas de aula pero creemos que la revisión y corrección de textos formativa y eficaz sigue siendo un reto para el profesorado de lenguas y este libro de Cassany sigue siendo una buena brújula para orientarnos. Os animamos a que conozcáis o revisitéis este clásico de la didáctica de la lengua. Un libro fácil de leer, dinámico y muy práctico. ¡Qué lo disfrutéis!

Datos del libro: Reparar la escritura. Didáctica de la corrección de lo escrito, Biblioteca de aula. Serie Didáctica de la lengua y de la literatura. 1º Edición: abril 1993. 14ª reimpresión: septiembre 2009. Editorial GRAÓ, Barcelona. 

Datos del autor: Daniel Cassany es profesor e investigador de Análisis del Discurso del Departament de Traducció i Ciències del Llenguatge, en la Universitat Pompeu Fabra, en Barcelona (España). Es licenciado en Filología Catalana y doctor en Didáctica de la lengua. Ha publicado más de 16 monografías sobre comunicación escrita y enseñanza de la lengua, en catalán, español y portugués, como Describir el escribir (1987); La cocina de la escritura (1993); Reparar la escritura (1993); Construir la escritura (1999); Tras las líneas (2006); Taller de textos (2006), Afilar el lapicero (2007), Enseñar lengua (1993, en coautoría), En_línea: leer y escribir en la red (2015) y Laboratorio lector (2019). Ha publicado unos 100 textos entre artículos científicos en boletines y actas en congresos, también en inglés y francés. Forma parte del consejo asesor de unas 15 revistas de letras, humanidades y enseñanza de la lengua en el ámbito catalán e hispano. Ha sido profesor invitado de postgrados, maestrías y doctorados de calidad en universidades e instituciones de más de 25 países, en Europa, América y Asia. Ha colaborado con los ministerios de educación de Catalunya, Galicia, Euskadi, España, Argentina, Chile y México, en programas de promoción de la lectura y la escritura. Desde 2004 dirige el grupo de investigación sobre Literacidad crítica.

Pero quizás mejor que esta serie de datos es ver su propio vídeo de presentación.

DANDO VIDA AL PLEI( Plan de lectura, escritura e investigación)

Imagen2.png

A lo largo del primer y segundo trimestre de este curso hemos participado en  una actividad de formación en Oviedo, (gracias mil a Belén y a Montse por su acogida) dirigida a profesorado de Primaria y Secundaria que participaban, en su mayoría, como representantes de su centro, interesado en desarrollar el “Plan de Lectura, escritura e investigación”. Como ocurre en estos casos, además del contacto directo con los profesores y profesoras que nos permite palpar de cerca sus inquietudes y la realidad de las aulas, este curso nos ha dado la oportunidad tanto de repensar y actualizar materiales anteriores como de abordar otros contenidos que no habíamos trabajado en los ultimos años.

El mencionado PLEI del Principado de Asturias es un documento muy completo y con muchas sugerencias y herramientas para planificar el trabajo en un centro. Nuestra tarea, o al menos así lo intentamos, ha sido desarrollar con el profesorado una serie de consideraciones didáctico-metodológicas y para la evaluación en relación con diferentes habilidades lingüísticas, que les permitieran llegar a decisiones acordadas,  a reflejarlas en  sus proyectos de centro y a ponerlas en práctica en sus centros.

Con este objetivo organizamos las sesiones de formación de acuerdo con los siguientes contenidos:

En cada una de las sesiones se realizaron diferentes actividades para afianzar las decisiones  sobre los aspectos didácticos de cada uno de los aspectos trabajados, sobre los criterios y herramientas de evaluación apropiados para cada uno de los mismos, sobre las herramientas digitales adecuadas para su desarrollo…Además, en cada sesión, se ofrecieron diferentes ejemplos de experiencias y buenas prácticas que podían servir de “modelo” para la puesta en práctica en el aula de las decisiones acordadas.

De los aspectos trabajados en Oviedo, la competencia lectora y la lengua oral son temas que hemos trabajado en diversas ocasiones en los últimos años con diferentes acercamientos. Sin embargo, os queremos reseñar en esta entrada un tema que hacía muchos años que no habíamos tocado: el hábito lector y la escritura creativa. Presentaros nuestra visión de este tema viene  también al hilo de la próxima jornada de Getxolinguae18 en la que el tema será “el hábito lector”.

Concebimos el desarrollo de la sesión a partir de la emoción que suscita tanto la lectura como la creación de textos literarios, alejándonos de la visión de la lectura como competencia necesaria para aprender y para la participación social. Fue una sesión llena de magia en la que retomamos nombres y prácticas que creemos han quedado un poco relegados en los últimos años (¿Quizás por influencia de PISA que ha ocupado gran parte del espacio de la lectura?)… Así volvimos a recordar a Víctor Moreno y a su “Deseo de leer”, a Pennac y a su decálogo de derechos del lector, a los talleres literarios y, especialmente al Grafein, a Rodari… Tratamos de recopilar nuestras ideas sobre este tema en estas dos presentaciones que os dejamos aquí:

lectura

Imagen1

Esperamos que, como nos sucedió a nosotras, os recuerden prácticas que siguen estando vivas y que nos ayudan a no olvidar que la lengua tiene siempre un componente de magia y de emoción que no podemos descuidar.

 

 

 

 

 

 

 

@LEOTWITTEO, UNA EXPERIENCIA DE LECTURA EN EL IES AIXERROTA

FullSizeRender (1)

En Aixerrota BHI y liderado por Marian Mugerza, profesora de Lengua Castellana y Literatura y Directora del Instituto  se ha creado un club de lectura virtual en el que el alumnado de 2º de Bachillerato participa a través de Twitter en tertulias literarias .

En esta ocasión, la experiencia ha girado en torno a la obra de la novelista Toti Martínez de Lezea Tierra de Leche y miel”.

El grupo de alumnas ha preparado, de manera previa al encuentro, el contenido de la tertulia presencial con Toti. La escritora, implicada en el proyecto, ha acudido al centro a compartir sus experiencias con el alumnado del instituto.

Tras una charla divertida y amena sobre su propia obra, comenzó  el coloquio. Muchas de las afirmaciones de Toti así como de sus reflexiones serán, sin duda, de gran validez en la visión literaria que tengan estos jóvenes.

“Tierra de leche y miel es un guiño a una zona del mundo increíble, una zona neurálgica y ansiada por todos los pueblos. Siempre en guerra, siempre en conflicto, es también un guiño a la convivencia entre pueblos y entre gentes de a pie” dijo la autora.

Toti, que comenzó a escribir con 50 años, dio una lección magistral sobre la creación literaria. Fresca, espontánea  y un gran narradora, intercalaba  experiencias sobre su novelas, con el proceso de creación, las anécdotas, reflexiones serias junto a otras divertidas, y en un tono distendido y cercano fue sentando  algunas de las bases de educación literaria y del proceso de creación que seguro resultan de gran interés para quienes han tenido la oportunidad de compartir este rato con ella.

“El título de escritor  no existe, se hace leyendo. Conocer a los clásicos es imprescindible porque te ayuda a conocer estilos, maneras de fabular y narrar, a saber dominar una lengua”. En cuanto al tema de la imaginación, Toti afirmó que” se encuentra en el  ADN, es una manera de ser y esto no es ni mejor ni peor. Lo demás, el aprendizaje, al igual que las horas de trabajo es personal”.

“Todos sabemos  escribir pero no todos somos escritores” y ella dedica ocho,nueve horas al día a este trabajo. Toti,  ha tratado diferentes géneros literarios (novela histórica, cuentos, mitología… ) y respondiendo a una de las preguntas afirmó que “escribe para ella y procura no ofender pero sin renunciar a ser crítica, siendo consciente de  que no hay escritor sin lectores”.

IMG_1493A la tarde, las alumnas del grupo ofrecieron un taller público en el que se enseñaba a crear y utilizar una cuenta de twitter. El público que se acercaba a la carpa ubicada en la localidad de Algorta, era muy variado y a todas las personas interesadas se les ofreció la atención que necesitaban y una explicación adecuada.

¡Enhorabuena, grupo! Un excelente trabajo de principio a fin. Excelente también el acompañamiento de violín a cargo de Almudena, profesora de música en el IES Uribe Kosta y, una vez más, excelente la iniciativa de Marian.

El final de la jornada terminó con un encuentro literario con Toti  dentro de las actividades programadas para el día del libro.

Queremos agradecer a Marian Mugerza su pasión por transmitir el amor a la literatura y por promover iniciativas novedosas, inteligentes y metodológicamente bien trabajadas.

IMG_1497

 

LA ESCRITURA EN LA ERA DIGITAL: UN CURSO PARA EL CFIE DE BURGOS

universidad

Universidad de Burgos

Un año más hemos acudido a la Universidad de Burgos para impartir, en esta ocasión, un curso sobre “Escritura en la era digital” para el CFIE con una importante participación de profesorado de diversas materias que debían realizar una producción final para aplicarla en sus aulas.

El objetivo era doble, por una parte,  conocer estrategias y metodologías activas que sirvieran para la mejora de las producciones escritas del alumnado, utilizando diferentes recursos digitales que ayuden en el desarrollo de la competencia comunicativa y, por otra, impulsar la competencia digital del profesorado.

Los contenidos del curso incluían tanto un apartado de reflexión sobre el proceso de escritura en el conjunto de sus fases: planificación,  generación y estructuración de ideas, textualización y revisión. En cada una de estas fases se revisaban algunos de los aspectos específicos de la escritura en línea así como algunas de las herramientas digitales que nos pueden ayudar cada una de las fase. Asimismo, se incluín en el curso refllexiones y sugerencias sobre la evaluación de la lengua escrita.

La producción final de los participantes tenía como finalidad enriquecer una propuesta de escritura que trabajaran de manera habitual en el aula con una de las aplicaciones y herramientas digitales que se proponían.

Para el desarrollo del curso, creamos una página web “Escribir en línea” a la que podéis acceder para ver los contenidos del curso así como las propuestas creadas por el profesorado.

Aquí tenéis una pequeña muestra:

enriquecer un texto

Enriquecer un texto, Antonio Machado

semana cultural

 Blueskyjr

cromagnon

Comunicación y sociedad

Fue un placer, como siempre, acudir a compartir estas sesiones de trabajo con un profesorado entusiasta y muy motivado. Muchas gracias a Cristina y a todos los asistentes.