Archivo diario: 23 febrero 14

LEER VERSUS COMPRENDER: la mejora de la competencia lectora

crédito de la imagen

Durante las últimas semanas el profesorado de nuestra Comunidad anda involucrado en la elaboración de los Planes de Mejora relacionados con la Evalaución Diagnóstica. Desde que este proceso comenzó, en el año 2009, uno de los leiv motiv entre los objetivos de mejora que los centros establecen en sus planes es el trabajo sobre la lectura. El profesorado se queja de que su alumnado no comprende bien los textos y hay un consenso generalizado acerca de que, independientemente del área al que nos refiramos, la escasa competencia lectora influirá definitivamente en el éxito escolar.

Pero leer es un proceso personal y social complejo que exige que el lector ponga en juego diferentes habilidades cognitivas  y que active su conocimiento del mundo y sus conocimientos lingüísticos para poder interactuar con el texto, comprenderlo y construir conocimiento a partir de él. Así pues, cuando un centro se plantea la mejora de la competencia lectora como un objetivo, se enfrenta con un trabajo complejo, que exige tiempo y un compromiso del profesorado para analizar sus prácticas e ir incorporando pequeños objetivos de mejora en relación a algunas de estas preguntas claves:

LECTURA IRMADEL

Uno de los aspectos que estamos trabajando actualmente en los centros es qué tipos de tareas planteamos al alumnado para trabajar y evaluar la comprensión de un texto, ya que esto condiciona, en realidad, todos los demás aspectos. Para ello debemos partir de qué es leer y qué tienen que saber hacer nuestros alumnos cuando se enfrentan a un texto. 

El Marco de Lectura de PISA 2009 define la competencia lectora como “comprender, utilizar, reflexionar y comprometerse con textos escritos para alcanzar los propios objetivos, desarrollar el conocimiento y potencial personales y participar en la sociedad” 1

Según esta descripción, ser lector competente implica ser capaz de llevar a cabo los siguientes procesos:

  • Obtener información.
  • Comprender el texto en su globalidad.
  • Elaborar una interpretación.
  • Reflexionar y valorar la forma del texto.
  • Reflexionar y valorar el contenido del texto.

A partir de ahí, podemos reflexionar sobre ¿qué tipos de tareas de lectura proponemos a nuestro alumnado?, ¿cómo y con qué criterios evaluamos su capacidad lectora?, ¿qué tipos de prácticas y actividades utilizamos para evaluarla?, si usamos cuestionarios ¿qué tipos de preguntas hacemos?, ¿a qué procesos cognitivos se refieren?

Aunque indudablemente hay muchas experiencias interesantes con respecto a la lectura, el propio profesorado reconoce (y así parecen confirmarlo las evaluaciones externas o las diferentes investigaciones) que, a menudo las tareas de lectura que proponemos son tareas simples que activan los procesos más básicos de comprensión pero no favorecen procesos cognitivos más profundos y por lo tanto no generan construcción de conocimiento. Así lo explica, en este breve vídeo, Isabel Solé:

Para un posible trabajo sobre este aspecto en los centros, os ofrecemos dos materiales que nos parecen de gran ayuda para el análisis de la práctica y la mejora de las tareas de lectura.
Por una parte, un material elaborado ya hace unos años por el Gobierno de Navarra dentro del “Marco teórico de la Evaluación Diagnóstica”  que da pistas sobre qué tipos de preguntas proponer al alumnado con respecto a los diferentes subprocesos o habilidades lectoras (obtener/recuperar información, comprender el texto en su globalidad, elaborar una interpretación del texto, reflexionar y valorar sobre la forma del texto, reflexionar y valorar sobre el contenido del texto): Procesos lectores y preguntas ejemplo .

Por otra parte, un material elaborado por las diferentes asesorías de área del Berritzegune Nagusia,  en el que se proponen “Actividades para evaluar la comprensión lectora”,  con ejemplos concretos de tareas para evaluar la comprensión de un texto. Son tareas, todas ellas, que se plantean dentro de proyectos o secuencias didácticas, para trabajar la lectura en las diferentes áreas y que van acompañadas de cuestionarios en los que se pone en práctica la reflexión teórica anterior, proponiendo preguntas referidas a todas las habilidades necesarias para la comprensión profunda de un texto (obtener/recuperar información, comprender el texto en su globalidad, etc.).

1 La lectura en PISA 2009. Marcos y Pruebas de la Evaluación, http://www.educacion.gob.es/dctm/ievaluacion/

internacional/lectura-en-pisa.pdf?documentId=0901e72b8072f8d9.