¿TIENE FUTURO LA ESCUELA ACTUAL?

                                                                 Crédito de la imagen

El mes pasado tuvimos la suerte de contar en el Berritegune Nagusia con la presencia de Ángel Pérez Gómez, catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Málaga. Compartimos con él 4 horas de reflexiones sobre la institución escolar y su futuro en la sociedad del siglo XXI. Queremos recoger aquí algunas de sus ideas que reflejan la necesidad urgente del cambio en la escuala para hacer frente a las necesidades de los futuros ciudadanos y ciudadanas.

Diagnóstico de la situación

Para hacer un diagnóstico sobre la situación de la escuela defendió que su modelo actual responde a las características de la sociedad industrial: conocimiento escaso,  restringuido y  reproductivo y una identificación del conocimiento con el pensamiento racional que deja de lado el mundo de las emociones, del subconsciente… Que este modelo no sirve en la sociedad actual lo ponen de relieve datos como:

  • el índice de fracaso escolar (25%),
  • el índice de repetición de curso (40%),
  • el fracaso de la función compensatoria de la escuela,
  • la escasa relevancia del conocimiento escolar

De un modo rápido ha aparecido la sociedad de la información que ha precipitado la necesidad del cambio. La escuela debe ayudar a filtrar, a depurar el magma de información para discriminar su relevancia, calidad, sentido…Esto modifica el perfil del profesional de la enseñanza ya que el acceso a la información ha cambiado de forma sustancial y cambian los formatos del aprendizaje. Se propicia el aprendizaje entre los iguales, se impulsa el aprendizaje que se produce entre las redes de personas conectados por el interés y la motivación, se produce un conocimiento experiencial y emergente no sólo de tipo prescriptivo.

Según el paradigma actual, el conocimiento válido es el que se crea y aplica en la actividad lo que obliga a tomar conciencia del conocimiento práctico que posee cada individuo. El conocimiento en la actualidad  se debe enfrentar a un mundo complejo, saturado  de incertidumbre, de cambio…cambios que, además, se producen en su gran mayoría en un mundo virtual.

Esta situación exige un cambio en la escuela para abordar el desarrollo de las personas de forma global e integral y no compartimentada y pasar al desarrollo de un pensamiento interpretativo y crítico y no meramente reproductivo. Al repensar las finalidades de la escuela en el siglo XXI está claro que la finalidad no es enseñar disciplinas sino ayudar al desarrollo de competencias que se consideran socialmente valiosas. Esto pone en tela de juicio la validez de un currículo y, por tanto, de una práctica docente estructurada en áreas sin contacto.

¿Cuáles pueden ser los ejes para el cambio?

En relación con los contenidos:

  • restringir al máximo el currículo, trabajar en profundidad y no en extensión.
  • relacionar y agrupar los conceptos y teorías, usar los mapas mentales
  • dejar los datos y hechos a las máquinas
  • dejar espacios para la emergencia, lo no planificado

En relación con los métodos:

  • deben favorecer la acción, la experiencia. Aprendices y no estudiantes.
  • deben priorizar las vivencias, antes de pasar a las formalizacionesaplicación de lo investigado
  • deben plantear situaciones problemáticas y auténticas insertas en contextos reales
  • deben favorecer la cooperación y la interacción
  • deben tutorizar para enseñar a vivir en el mundo virtual
  • deben impulsar el desarrollo de la metacognición y de la autorregulación

En relación con la evaluación:

  • aclarar que calificación no es evaluación
  • considerar la evaluación como un proceso de diagnóstico que requiere no una nota sino un informe amplio
  • la calificación está ligada a los procesos de clasificación y la Educación obligatoria no debiera seleccionar al alumnado
  • es necesario considerar el carácter formativo de la evaluación como un instrumento de autorregulación.
  • es necesario evaluar los desempeños, evaluar la acción, los procesos
  • ¿Por qué no diseñar exámenes dejando usar el material de trabajo?

En relación con la función docente:

  • hay un cambio de papel por la naturaleza tutorial de la formación
  • es necesario un papel ejemplificador
  • es básico considerar la pasión por el saber como necesaria para ayudar al alumno  a aprender
  • El trabajo docente sólo se puede desarrollar en equipo por lo que es imprescindible crear comunidades de docentes, reales o virtuales
  • es importante buscar estrategias que aligeren el trabajo de explicación como por ejemplo el uso de los Moocs
  • cambiar el foco de la transmisión de los conocimientos desde el aula al exterior
  • sacudir las rutinas y reflexionar sobre la práctica para buscar nuevas estrategias

Estas fueron algunas de las ideas que se fueron desgranando a lo largo de esta sesión de trabajo. Contienen un gran número de sugerencias para la mejora y el cambio ¿Qué os parecen?

Os dejamos también una entrevista que nuestro compañero Josi Sierra (@jsierra) realizó al profesor Ángel Pérez.

Anuncios

9 Respuestas a “¿TIENE FUTURO LA ESCUELA ACTUAL?

  1. Pingback: ¿TIENE FUTURO LA ESCUELA ACTUAL? | TIC &...

  2. Pingback: ¿TIENE FUTURO LA ESCUELA ACTUAL? | Herra...

  3. Pingback: ¿TIENE FUTURO LA ESCUELA ACTUAL? | Luisemm's Blog

  4. Pingback: ¿TIENE FUTURO LA ESCUELA ACTUAL? | E-Lea...

  5. Todo cuanto he leído me parece muy acertado, aunque algunos puntos son rápidos de formular y trabajosos de aplicar. Lo que echo de menos es un aspecto que me preocupa en estos momentos. ¿Qué futuro le espera a la educación si estará en manos de docentes auditados y presionados por que sus alumnos obtengan buenos resultados, sometidos a baremos de calidad que pueden hacer tambalear la permanencia en el puesto de trabajo (incluidos los funcionarios con plaza fija)?
    Un ejemplo real: En una auditoría, se le dio la no-conformidad a un tutor que no seguía el Plan de Acción Tutorial del Centro (PAT), pero que en su lugar programaba tareas de cohesión del grupo, realizaba entrevistas de dos horas con las familias, sacrificaba sus descansos para hablar con los padres… A ese profesor auditado se le exigió que siguiera el PAT para ser calificado positivamente.

    Como decía, me preocupa sobremanera la presión a la que están sometidos los docentes y el poder cada vez mayor de las direcciones para decidir el futuro de sus plantillas. Hablar del futuro de la educación es también hablar del bienestar del docente.

  6. Tienes toda la razón. Es mucho más fácil hacer el diagnóstico que buscar las soluciones y ya no diganmos si hablamos de aplicarlas.
    Lo que cuentes es de dar escalofríos y un ejemplo de la burocracia (en muchos casos ligada a planes de calidad mal entendidos) que a veces se aplica de manera ciega.
    Lo que es innegable es que hay que replantear el papel de la institución escolar y buscar formas de que sea más eficaz para conseguir el éxito del alumnado.

  7. Pingback: EL FRACASO ESCOLAR TIENE GÉNERO MASCULINO. La necesidad de repensar la escuela coeducadora |

  8. Pingback: ¿TIENE FUTURO LA ESCUELA ACTUAL? | edu_d...

  9. Pingback: ¿TIENE FUTURO LA ESCUELA ACTUAL? | Educa...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s