PARA TRABAJAR LOS TEXTOS

Leyenda de la imagen

En las últimas semanas ha habido en la red un cierto movimiento acerca de la vigencia de la Gramática en la enseñanza de las Lenguas. Nuestra postura acerca de este tema coincide (hemos aprendido de él) con la de Felipe Zayas cuando dice que Los problemas vienen cuando se pasa a determinar qué contenidos son los más significativos en relación con esta finalidad y cómo abordarlos en el aula (cómo presentarlos, cómo secuenciarlos, cómo evaluarlos…).

En este sentido, nos parece que el término “Gramática” debiera sustituirse en las aulas por el de “Reflexión sobre la Lengua”.  Por un lado, este término indica con mayor claridad cuál es el papel de los contenidos que describen el sistema lingüístico y su funcionamiento que no debe ser otro que “reflexionar para mejorar los procesos de comprensión y producción de los textos”. Por otro lado, indica que la reflexión no se limita sólo a los aspectos que tradicionalmente se identifican con la gramática (morfología, sintaxis…) sino que hay que ampliar el campo de observación sobre las lenguas y trabajar al menos en el nivel contextual, en el nivel discursivo o textual y el nivel gramatical, tal y como se observa en esta selección de contenidos para 4º de la ESO del Decreto de Enseñanzas Mínimas.

“Reconocimiento y utilización de algunas formas de expresión de la subjetividad en textos de carácter expositivo y argumentativo e identificación y uso de las variaciones que adoptan las formas deícticas en relación con las situaciones de comunicación.

Identificación y uso reflexivo de distintos procedimientos de conexión en los textos, con especial atención a conectores de causa, consecuencia, condición e hipótesis, y de los mecanismos gramaticales y léxicos de referencia interna, favoreciendo la autonomía en la revisión de los propios textos.

Distinción entre la forma (categoría gramatical) y la función de las palabras, así como conocimiento de los procedimientos léxicos (afijos) y sintácticos para el cambio de categoría.”

La ampliación del campo de reflexión sobre la lengua y la aparición de nuevos contenidos hace más necesaria una adecuada selección de los mismos pues no es lícito añadir y añadir campos de trabajo (necesarios, por otra parte) sin revisar los anteriores. A  la dificultad de seleccionar los contenidos lingüísticos relevantes para el desarrrollo de la competencia en comunicación lingüística de los alumnos, se añade, en ocasiones, la falta de familiaridad con contenidos que no han estado presentes en la formación inicial de gran parte del profesorado.

La página EL TEXTO   que se encuentra dentro de la colección de RECURSOS EDUCATIVOS  del ITE  es una excelente recopilación de los aspectos básicos del funcionamiento de los textos.  Como indica la página de incio, en este material se presentan fundamentos teóricos sobre los contenidos lingüísticos y también actividades de trabajo para el alumnado.

Es muy interesante la selección de contenidos de trabajo que , desde una perspectiva pragmática y discursiva del funcionamiento del texto, se centra en los aspectos contextuales y discursivos obviando los aspectos gramaticales por ser sobradamente conocidos.

Si no conocéis este recurso os animamos a navegar por él por el rigor y la claridad de exposición de sus contenidos.

Anuncios

8 Respuestas a “PARA TRABAJAR LOS TEXTOS

  1. No lo conocía, gracias por la difusión (me viene que ni pintado, justo en este momento).

  2. Es una página muy seria y con mucho rigor. Puede servir perfectamente como material de trabajo para los alumnos de bachillerato.

  3. Me parece estupendo que estén surgiendo nuevos enfoques. También mis compañeras y yo en el seminario de lengua castellana y literatura de nuestro instituto nos hemos planteado esta cuestión. Gracias por el material. Lo estudiaré a fondo, parece que tiene grandes posibilidades.

  4. Hoy es totalmente necesario realizar un acercamiento a los textos que vaya más allá de los niveles sintáctico, morfológico y fonológico y que tenga en cuenta los niveles discursivo y contextual. Por ejemplo, desde el punto de vista gramatical no se puede explicar el funcionamiento de los pronombres personales como mecanismos de cohesión. Hay que ir al texto para explicar ese uso que la morfología no contempla. La página merece la pena.

  5. Desde ayer que leí la entrada, he estado revisando la página. Ciertamente es un buen material, sobre todo para bachillerato. Las bases teóricas son muy exhaustivas y los modelos de comentario utilísimos.

    (Creo que el tono de la letra es muy claro y la hace poco legible)

  6. Mi opinión -en ciertos aspectos- la expuse en La Gramática no ha muerto en nuestro blog colectivo y en aquella conversación que refiero en el post. Ahora solo me limito a agradecer esta página tan interesante que nos ofrecéis y a romper una lanza en favor de la “Gramática” o de la “Reflexión de la Lengua”.
    Sin ánimo de polemizar ni un ápice: “¡viva la Gramática muerta!”.

  7. Creemos que podría servir casi como material didáctico para trabajar con los alumnos de Bachillerato y sobre todo tiene la virtud de presentar de manera clara y ordenada contenidos que todavía, en muchos casos, no se han trasladado y que sin embargo son imprescindibles.

  8. Como tantas otras cosas, Marcos,, en el caso de la gramática, también, se trata de qué y cómo. En relación con estas decisiones si es verdad que hay que introducir contenidos nuevos y arrinconar otros muy metidos en la tradición pero poco relevantes para la mejora del uso. Esta página nos ayuda a aclarar el panorama de esos contenidos nuevos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s