EL USO DE LA PDI EN LAS AULAS DE LENGUAS

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pasado jueves día 10 organizamos en el Berritzegune de Getxo una sesión de trabajo sobre el uso de la PDI (Pizarra Digital Interactiva) y sus uso en las materias lingüísticas. Patxo Landa fue el encargado de tutorizar la formación  y de mostrarnos las utilidades de esta herramienta que muy pronto se incorporará al quehacer diario de las aulas de secundaria.

Analizamos los pros y contras del manejo, debatimos sobre los posibles imprevistos que pueden surgir y las posibles soluciones… Realizamos algunas prácticas con la pizarra  y nos fuimos introduciendo en los diferentes niveles de manejo.

Quienes participamos en el curso fuimos conscientes de que la PDI debe ser una herramienta que nos ayude en el cambio metodológico en las aulas, que impulse el trabajo por proyectos y favorezca los aprendizajes activos necesarios en el desarrollo de las competencias básicas pero corremos el peligro de hacer que su uso se convierta en un sucedáneo de los libros de texto y se emplée de manera exclusiva para realizar tareas descontextualizadas. De ahí la necesidad de reflexionar entre todos para ver de qué manera podemos rentabilizar su utilización en las aulas y se convierta en un aliado. Tenemos un gran trabajo por delante. Aquí tenéis la presentación de Patxo  que puede servirnos de gran ayuda para comenzar a pensar en  nuestro nuevo reto y unos enlaces de gran interés

Moodle sobre pizarra digital

El wiki de Juan Carlos Guerra

Un wiki con recursos

Anuncios

9 Respuestas a “EL USO DE LA PDI EN LAS AULAS DE LENGUAS

  1. Hace escasamente dos meses que tenemos pizarras digitales en Primer Ciclo. La verdad es que sigo sin verle muchas ventajas. Quizá sea por el tipo de apuesta que ha hecho mi centro: la Interwrite. No es táctil, precisa de un lápiz muy sensible a los golpes (se estropea a menudo). El software pesa 300MB y el excesivo peso ralentiza el manejo de los ordenadores más lentos. Tampoco lo pueden tener los alumnos en su portátil, por lo que crear materiales con el mismo (lo que creía que sería una novedad) queda en manos del profesor. Otra desventaja es que los materiales creados con el software son incompatibles. Si hago una presentación interactiva muy dinámica, luego no la puedo ver si no es con el programa. No se puede compartir con otros profesores en la Red, lo cual le resta operatividad.
    Yo la vengo usando como el cañón y poco más. Hay algo que no acaba de gustarme y es que su presencia no cambia el modelo clásico, por más que saquemos a los alumnos a “jugar” con las opciones más vistosas.

    Vaya por delante que quien suscribe esto es una profe de lengua más, ahora aprendiz de PDI.

  2. Adela,
    Fue un placer disfrutar de la calidad y la calidez de la gente con la que trabajas en el Berri de Getxo. Para mí fue una buena experiencia porque me sirvió para recuperar las dificultades de los inicios, comentar y analizar sus usos actuales y reflexionar sobre su futuro. ¿Será la PDI el ventanuco por el que se van a colar las nuevas corrientes o solo es puro oropel?
    Me ha encantado lo de PaXto Landa. Es un buen Nick, aunque mi nombre correcto ya lo haya parecido siempre…
    Lu,
    yo tuve esa sensación durante meses con la Smart (modelo de Eskola 2.0) pero luego le fui pillando el gusto a funciones como las de grabar etc… Además, como tú comentas, usarlo como proyector y entrar en Internet sin perder la posición porque no tienes que estar en el ordenador es un primer paso. Un ejemplo sencillo: cualquier hot potatoes que hacen ellos solos no provoca ninguna reflexión significativa. En cambio, si se hace en la pizarra y tiene el alumno que ir explicando por qué ha elegido una u otra delante de toda la clase, la cosa cambia…
    Lástima que sean tan caras.
    Ya verás como con el tiempo se te ocurrirán combinaciones creativas y ágiles que eran casi imposibles antes.
    Lo de software y demás es así y así se lo hice ver a los del taller. Ya sabes que nunca me ha gustado vender humo…

  3. Pues, después de tres o cuatro sesiones con la PDI me he convencido de que para las lenguas sus posibilidades son más bien escasas. El uso como cañon con algún artilugio ( subrayado, grabación…) y pare usted de contar. El software sigue un modelo didáctico anticuado que no te permite pasar de actividades descontextualizadas, de reconocimiento, con escasa exigencia cognitiva, etc. Eso por no hablar de que volvemos a depender de un software propietario (que se cobra a millón), de trabajar en local, de no poder compartir, etc.
    ¿Gustará? Mucho porque pizarra, al fin y al cabo, permite hacer lo mismo pensando que se ha innovado.
    Si fuera profe de Ciencias pensaría otra cosa pero para las lenguas, podemos ahorrar en PDI y comprar libros para leer (ya sean digitales o analógicos)

  4. Al margen de la Eskola 2.0, la PDI me parece una herramienta más, interesante, útil, pero prescindible y, absolutamente, innecesaria. Dicho esto, no podemos convertir la pizarra digital en el nuevo tótem educativo que todo lo explica, que todo lo arregla, que lo soluciona todo, todo y todo… En este ámbito, creo que cobran mayor vigencia aquellas palabras que todos nos hemos repetido una y mil veces: “las TIC tienen que ser transparentes”… Pues… eso.

  5. Pues entonces lo tenemos claro porque la PDI transparente lo que es transparente, no es.

  6. Me viene de perlas esta incursión de Patxo en las PDI. Estoy preparando el curso de PDI para el ámbito lingüístico y me toca aguzar el ingenio para que la PDI no sea una “pared”, sino una “ventana”. Creo que las posibilidades de mejora son numerosas (por ejemplo, como dice Patxo, la segunda vida de los interactivos), pero requiere más un cambio metodológico que un simple aprendizaje en el manejo, y eso es algo que exige también equipamiento en consonancia. Ya os contaré muy pronto, pues empiezo el curso a primeros de marzo.

  7. Pingback: Tweets that mention EL USO DE LA PDI EN LAS AULAS DE LENGUAS | -- Topsy.com

  8. La PDI no incita a ningún cambio metodológico sino más bien a repetir esquemas caducos. Ya nos contarás que tal en el curso.

  9. No obstante deberemos seguir explorando caminos para intentar obtener la mayor rentabilidad didáctica de la PDI y lo haremos entre todos, seguro.Me gusta el ventanuco de Patxo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s