Archivo diario: 19 octubre 10

UNA MUJER, UN CABALLO Y UN SACO DE ROSQUILLAS

flickrcc

La pasada semana nos acercamos a la presentación del libro de Almudena Grandes “Inés y la alegría”. El título de esta entrada, refleja la visión que provoca el nacimiento de su protagonista. La autora decía que no sabía por qué, no sabía sobre todo por qué las rosquillas, pero que así se  imaginaba a Inés desde un principio.

 

Almudena Grandes, que no sólo es una excelente narradora sino una excelente contadora de historias, nos fue introduciendo en los entresijos de su libro poco a poco y fuimos descubriendo muchas cosas; por ejemplo, que la creación de sus  novelas exige un nivel de conocimiento de la historia muy profundo , que un hecho que pasó por la historia de puntillas puede ser el germen de un gran relato, que acontecimientos diarios se van incorporando a las historias poco a poco hasta integrarse en ellas, que cualquier gesto cotidiano, cualquier personaje, hasta el más sencillo, puede llegar a ser un gran personaje literario.

Pero además, nos hizo ver la dificultad de la creación literaria; comenzó su libro y lo dejó porque no salía adelante; intentó crear un guión cinematográfico, una obra teatral…, volvió a su libro; acometió el segundo volumen de lo que va  a ser un conjunto de seis novelas centradas en la postguerra… y volvió a su libro y lo terminó.

En esta entrada sin enlaces a páginas, sin materiales que mostrar, queremos ofrecer una reflexión que seguro está en la mente de todos. Si esto es así… ¿Pretendemos que nuestros alumnos y alumnas escriban relatos de interés, coherentes, estructurados… ¿sin ofrecer pautas?, ¿sin entrenamiento?,  ¿sin andamiajes que les ayuden en sus creaciones?.

Mejorar los procesos de expresión escrita en las aulas exige por parte de los docentes ofrecer modelos adecuados a los diferentes niveles de los futuros escritores; exige buscar motivos que les inciten a escribir, crear expectativas, contar historias que les cautiven y, además, será necesario ir ofreciendo de manera pautada  aquellas estructuras morfo-sintácticas, lingüísticas, semánticas … que vayan dotando a los escritos de rigor y corrección.

No todos podemos ser escritores profesionales pero sí inculcar el gusto por la literatura , por la creación literaria , por la buena escritura.

Para finalizar os ofrecemos un material elaborado en la última edición de Getxolinguae2010. Los docentes que participaron en el word- café, después de debatir y compartir un rato de charla profesional, elaboraron unos decálogos de buenas prácticas  con sus propuestas, entre otras, para la mejora de la expresión escrita en las aulas.