UN RESPIRO

Si habéis entrado a visitar este blog por costumbre, por amistad, por casualidad, porque andabáis por ahí…os vamos a pedir cinco minutos.

Han pasado los cinco minutos, seguís ahí…¿Acaso sonriendo?
Faltaría el último tramo ¿no? La escuela del siglo XXI, la Escuela 2.0… ¿Cómo se reflejaría en imágenes? ¡Cuánto han cambiado las cosas! ¿O no tanto?… Os pedimos que vuestro comentario a esta entrada sea esa primera reflexión que os ha venido a la cabeza.
Gracias a Fátima, Inmaculada,Irene y Marta a quienes no conocemos pero que nos han dejado su aportación. Nos quedamos, sobre todo, con una de sus frases: “Si quieres enseñar, no dejes de aprender”
¡Viva la educación!

5 Respuestas a “UN RESPIRO

  1. ¡Cómo hemos cambiado! La frase final es un lema pasta el trabajo diario. Aprender siempre para poder enseñar. En este sentido, la web nos ha proporcionado buenos momentos y contenidos de aprendizaje, casi siempre, compartidos con otros compañeros.

  2. Para mí, el gran logro de la escuela del siglo XXI será que las aulas no son ya espacios cerrados a cal y canto, que cualquiera puede asomarse en la red a esas ventanas desde las que se muestra casi todo lo que ocurre dentro. Espero que, además, muy pronto cambien también los currículos, los materiales, el escenario, etc.

  3. Seré sincero: no me ha hecho reflexionar, sino emocionarme. ¡Las láminas de Emilio Freixas!
    Lo reconozco: una pequeña balda de mi biblioteca está dedicada a la nostalgia, a libros escolares ya viejos, algunos antiguos. Ahora mismo veo desde mi ordenador mi primer “Euskalduntzen”, el lomo de la enciclopedia Álvarez de mi hermano, y uno chiquitito de mi madre de Fábulas de Samaniego.
    Aprovecho para decir que llevo años buscando -en las ferias, en la red- uno de lecturas sobre una guitarra que iba de mano en mano viajando por todo el mundo. No sé el título, ni la editorial… pero recuerdo lo que me gustaban sus aventuras y sus ilustraciones.

  4. Carlos: Creo que había algún proyecto para escanear esos libros con el fin de que no se pierdan, aunque no sé si todavía funciona:
    http://www.paraquenoseolviden.com/

  5. Al final, unos sentimentales… Yo tengo unos libros de mi texto de mi padre, es decir, de la época de la República que guardo como oro en paño.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s