¿QUÉ LEEMOS? LA ETERNA CUESTIÓN

En estos días de comienzo de curso una de las preocupaciones del profesorado de Lengua Castellana y Literatura es elegir los títulos de las lecturas que realizarán los alumnos y alumnas.

Esta es una tarea llena de dudas, ¿ cómo acertar con los gustos lectores de la mayoría de los grupos? ¿cómo contribuir a desarrollar el gusto por la lectura? ¿cómo alejarnos de prácticas lectoras que llevan al aburrimiento y al hastío?

El reto es grande porque si partimos como dice Pennac de que “el verbo leer no soporta el imperativo” es complicado conjugar la lectura con los requisitos de las tareas escolares. La clave del problema estriba fundamentalmente en que es una actividad que ¿debemos? controlar y el control, de cualquier tipo que sea, casa mal con las condiciones de la lectura adulta. ¿Os imagináis, en vuestra casa, teniendo que rellenar una ficha de lectura por cada libro que vamos leyendo?

Para ayudar en esta difícil tarea, muchos compañeros de la red comparten sus listados, sus títulos estrellas. Desde aquí, recogemos tres referencias:

  • Antonio Solano, en su blog nos da en una base de datos de todos los libros ( más de cien) que leyeron sus alumnos el curso pasado y nos ofrece un pequeño resumen de los más leídos.
  • Elisa Armas, también en su blog, nos da una lista de los diez libros que más exito han tenido en la Biblioteca del centro.
  • Miren Linaza, recoge en su blog una categoría, Lecturas recomendadas, que pueda dar pistas para refrescar los títulos que solemos utilizar.

5 Respuestas a “¿QUÉ LEEMOS? LA ETERNA CUESTIÓN

  1. Lo de lecturas obligatorias duele en el alma. A mí me gusta hablar de lecturas de referencia cuando se propone una obra para un grupo determinado. Y lo hago generalmente por cumplir con las programaciones oficiales o porque voy a trabajarlo en el aula. En los demás casos, procuro “hacer trampa” y ofrecer a cada cual lecturas al gusto. Y a quien no le gusta leer, intentar que, al menos, lea en horas de clase.
    Un saludo y gracias por los enlaces (el de Miren se me había pasado).

  2. Septiembre despierta siempre el debate sobre la lectura. Es cierto, todos andamos con la preocupación de orientar los gustos literarios de nuestros alumnos.
    Hay tanto donde elegir que es un apoyo tener la opinión de otros compañeros.

  3. Quizá me quede algún tic autoritario, no lo sé. El caso es que encuentro menos reparos en proponer/imponer lecturas (de modo paralelo ofrezco una lista abierta, claro está). Pensemos que el mercado del libro es una selva, como casi todos los mercados, y que es este el que impone gustos y tendencias. Allí estamos nosotros. Educar es “guiar” en cierto modo. Me temo que alguna dosis de coacción es ineludible en nuestro trabajo. Dicho esto, procuro moverme en la literatura juvenil, buscar los ámbitos temáticos que les puedan atraer y alternar algún clásico, siempre en ediciones adaptadas.
    Un saludo, y enhorabuena por vuestro trabajo.

  4. Estamos de acuerdo en que nuestra función es guiar, proponer, aconsejar… Nosotras siempre hemos utilizado listas de libros lo más amplias posibles. Claro que la contrapartida es que tienes que leer, antes de proponerlos, muchos libros para poder recomendárselos a los alumnos. Es un esfuerzo adicional pero merece la pena porque la alternativa es café para todos y eso si que no funciona.

  5. Pingback: Irakurketari buruz hitz egiten « Nuestro blog de DC/Gure CD Bloga

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s