UN VERDADERO MAESTRO

Como indicábamos en una entrada anterior, ayer lunes día 7 se celebró el homenaje a Santiago Segura Munguía organizado por SKENÉ, Instituto Vasco de Teatro Clásico.

En el homenaje, la presidenta de dicho instituto, Encarni San Millán, realizó una semblanza de la figura de Don Santiago mencionando las etapas de su carrera docente a lo largo de más de cincuenta años de trabajo y su extensa bibliografía. Tras el nombramiento como socio de honor de Skené y la entrega de una escribanía, tomó la palabra el profesor Segura Munguía demostrando que, a sus maravillosos 86 años, conserva el entusiasmo por el saber y su complicidad con las jóvenes generaciones, que estaban representadas por grupos de alumnos y alumnas de diferentes centros.

Posteriormente se representó la obra “Las troyanas” por el grupo de teatro BALBO de Puerto de Santa María.

En el acto, nos reunimos antiguos alumnos de Don Santiago de diferentes promociones. La mayor parte de nosotros profesionales de la enseñanza. El acto fue emocionante porque nos dio la oportunidad de agradecer públicamente, al que fue uno de nuestros mejores profesores, el esfuerzo que hizo por contagiar a todos sus alumnos la ilusión por el saber, así como la importancia de transmitirlo a los demás.

El acto de ayer al evocar las clases de Don Santiago nos sirvió, por extensión, para recordar la dignidad de nuestra profesión, su importancia y cómo está llena de retos, de caminos por recorrer. Nos sirvió para pensar que si logramos contagiar a algunos de nuestros alumnos el amor por el conocimiento y las ganas de saber más, habrán merecido la pena los sinsabores, las dudas…

Todo esto se reflejaba ayer en los ojos de nuestro maestro. ¡Muchas gracias Don Santiago!

Una respuesta a “UN VERDADERO MAESTRO

  1. Marcos Cadenato

    Sí que fue emocionante comprobar cómo uno de los grandes maestros que hemos tenido en la Universidad, don Santiago Segura Munguía, sigue a su edad trabajando aún, investigando aún, interesándose por la vida, apasionándose, queriendo… ¡y con una humanidad, una sencillez y una grandeza elocuentes!
    Nos lo ha puesto muy muy difícil, don Santiago, pero yo cuando sea un poquito más profe quiero ser como usted…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s