Asumir la imperfección

Constato a diario la tendencia que Marcos subraya en relación a las mayúsculas en una anotación anterior de este blog, pero no comparto su desolación. Es una batalla que doy por perdida mientras la Escuela no abandone su inercia secular de transmitir conocimientos no pertinentes en la actualidad, y no empiece ya a diseñar estrategias que respondan a los problemas que insistentemente se le presentan. Problemas en una realidad palpable que se expande tan rápido como una leyenda urbana, que se repiten en cualquier contexto social en el que estén presentes los adolescentes y que se caracterizan por: una querencia natural del joven por la economía lingüística, una atracción por la satisfacción cultural inmediata que favorecen las nuevas tecnologías, un desapego por la tradición…Sin embargo, también son innegables sus necesidades extremas de comunicarse, sus deseos de sentirse a gusto haciéndolo, su interés por los temas de fuerte implicación emocional y personal… Y la Escuela no parece encontrar caminos por los que recorrer esta nueva geografía.

     Y es que la Escuela debe empezar por revisar dos grandes conceptos de nuestra civilización que, debido al ritmo de vértigo que están imponiendo las TICs, se están desmoronando: la CULTURA general y la ÉTICA cotidiana. En la actualidad el primer concepto, más que como un conjunto de conocimientos desarrollados por una élite favorecida, lo concibo como cualquier actividad que es capaz de crear y provocar inquietudes artísticas e intelectuales capaces a su vez de propiciar e incitar la búsqueda de más conocimiento y que facilita maneras de comunicarlo y compartirlo.

       Bajo las premisas anteriores y en el desarrollo de esta nueva Cultura es donde tiene cabida la imperfección, la propia y la de los alumnos, y la Escuela debiera darle cabida, y aun abrirle paso, como punto de partida para reformular nuestra actividad y poder así mejorarla desde el debate posterior. Aceptar esta pequeñez en estos balbucientes inicios es la única manera de redefinir la Cultura escolar según yo la entiendo.

Un ejemplo: creo que permitiría a un alumno que escribiera su nombre con minúscula en la presentación de su blog si me lo justificase con razones de expresividad personal, si, además, este alumno enriquece su blog con interesantes anotaciones personales al margen de lo que les mandamos desde el blog del departamento de Lenguas. Arriesgado pero eficaz.

       De la Ética cotidiana ya escribiremos otro día, ¿verdad, querido Marcos?

                                                                                                                                             Patxo Landa

Anuncios

6 Respuestas a “Asumir la imperfección

  1. Lo primero gracias, por leer entre líneas o entre comillas. Lo segundo, por ilusiones… Ciertamente arriesgado, mi querido Patxo, porque yo no me considero capaz de poner un límite a esa “imperfección” -que tú admites y toleras-. Acepto tu ejemplo, pero añado dos más. Si en euskera un alumno por norma no escribe la característica -K del ergativo, pero el texto tiene estructura, coherencia y cohesión, ¿lo señalo?, ¿lo sanciono?, ¿lo admito? Otro ejemplo: si en inglés un alumno sistemáticamente suprime el morfema de tercera persona de singular del presente de indicativo –¡qué horror!-, pero el texto está estructurado y sirve estupendamente a “ese ambiguo objetivo de la comunicación“, ¿lo corrijo?, ¿lo ignoro?, ¿lo apruebo? Demasiadas preguntas; difíciles respuestas, por lo que veo.
    Sé que el mero hecho de que nos lo cuestionemos es más que suficiente para probar su dificultad. El hecho de que no estemos todos de acuerdo demuestra que el debate está aún vivo y nada claro. Ahora bien, desde la humilDAZ -esa es otra- y el buen entendimiento, permitidme que exprese mi modesta opinión: ¡viva la mayúscula!, ¡viva el ergativo! y ¡viva la tercera persona del singular! O no…
    Respecto a la ética, mejor otro día, sí, porque este nuevo género literario -que dice Felipe- debe ser breve y ya no lo es.

  2. Qué entrada tan emocionante, Patxo. Me parece que tocas uno de los aspectos centrales de la cuestión. Nos podemos ir por las ramas, pero lo que está en cuestión es el papel de la Escuela en este mundo tan cambiante. ¿Para qué servimos? ¿Qué podemos ofrecer a un adulto del 2020 que es nuestro alumno de hoy? Se mantienen rutinas y prácticas ancladas en un mundo, en una sociedad que tiene muy pocos puntos de contacto con el mundo real de las alumnas y alumnos que tenemos en clase.
    Ante estas constataciones muchas veces la respuesta es la tópica de la bajada del nivel: es que no saben, es que no… Pues claro, así es normalmente, y ¿para qué estamos? para darles lo que no saben, para interesarles por descubrir todo lo que todavía no conocen, para ayudarles a manejarse en la “sociedad del conocimiento” y que sean autónomos.
    A veces creo que uno de los problemas de la institución escolar es que, a pesar de tod, sigue funcionando, pasan los cursos y como dice un compañero ” como no se mueren…” las cosas siguen igual. Si pudieramos pararnos a pensar en lo que estamos haciendo, si dejaramos de lado lo urgente para pensar en lo importante…

  3. Perdón, no entiendo nada. Pensaba que hablábamos de una cosa, pero me encuentro que no, que la reflexión es mucho más filosófica de lo que parecía. También yo creo que somos profesores del siglo XX que explicamos a alumnos del siglo XXI con técnicas, muchas veces, del siglo XIX, pero parece que el debate no era éste. ¿O sí? Lo dicho: no entiendo nada. No importa, disculpadme…

  4. Escibir y filosofar es lo que tiene, se comienza por la ortografía y no se sabe dónde se termina pero lo importante es el foro que hemos creado y en el que compartimos nuestras reflexiones, nuestras inquietudes.Por cierto, la culpa de todo la tienes tú.Hablabas de las mayúsculas y mayúscula ha sido la estela de tu comentario .Nos hemos puesto estupendos.

  5. Bueno, pues no sé qué decir. ¡Cráneos privilegiados! Quizás mi desconcierto se deba a que no pretendía con mi reflexión llegar tan lejos, sino simplemente poner en evidencia una realidad que constato día a día. Desconocía si el síntoma era general o simplemente algo localizado. En ningún momento pretendía dar a la ortografía más importancia de la que debe tener, jamás he sido un purista por el mero hecho de serlo y mi sorpresa sí que es mayúscula cuando me encuentro que de aquí hemos pasado a debatir qué es la Cultura General, la Ética Cotidiana, lo que es urgente y lo que es importante. Humildemente mi aportación única y exclusivamente era compartir con todos vosotros una situación que a mí sí me preocupa y ver qué pensabais. No pretendía entablar ninguna polémica y, menos aún, que nos pusiéramos trascendentes y filósofos. Como decía aquél, sólo soy un pobrecito hablador. Era una situación a pie de aula, que diría Lu, y con la tiza en la mano. Así que en medio de mi desconcierto, nuevamente pido disculpas…

  6. Me contaron que en Oñati en los setenta cuando se creó el Euskera Batua se enfrascaron en un principio en largas discusiones sobre la hache. Una grafía, que apenas tiene repercusiones en lo oral, propició que se aclarasen las posiciones, los criterios y que saliesen reflexiones necesarias para poder luego, más tranquilamente, seguir avanzando en los temas realmente importantes.
    Por eso es interesante destacar la tendencia que comenta Marcos. Yo sigo pensando que los alumnos ya saben que los antropónimos y los topónimos se escriben con mayúsculas y que lo que hay que intentar desentrañar son las causas de su desinterés por respetar esa norma y qué papel debe jugar la escuela en todo esto.
    A veces, la blogosfera se llena de debates demasiados abstractos. Esta concreción, por generalizada y palpable, sería un buen camino para iniciar la reflexión del futuro de la enseñanza de las lenguas.
    Gracias a todos por vuestra dedicación a este tema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s