Recuperemos la mayúscula

0406.jpg

Supongo que no descubro nada nuevo si afirmo que nuestros alumnos cada vez escriben peor, entendiendo por peor, sobre todo: una04061.jpg escritura sin márgenes, con faltas de ortografía, sin puntuación, sin acentuación, con excesivas abreviaturas -muchas veces falsas abreviaturas- y con lenguaje muy coloquial. Nada nuevo. Pero no es menos cierto que nuestro alumnos escriben más, entendiendo por más: mensajes en los móviles, conversaciones en los chats, comentarios en los foros o en los blogs, mensajes de correo electrónico…

Sin embargo, desde que tengo memoria profesional no recuerdo una situación similar a la que vivimos hoy en día. Además de los problemas históricos -casi congénitos- de todos los alumnos de todas las épocas, ésta que nos toca vivir tiene sus propias penurias. Lógicamente la escritura de mensajes en los teléfonos móviles, en los correos electrónicos o las intervenciones en foros o chats tipo Messenger ha venido a empeorar aún más esta penosa situación. Pero lo que me ha desbordado por completo es que las nuevas tecnologías han desterrado de los escritos de nuestros alumnos las grafías mayúsculas. “Los nombres propios se escriben con mayúscula“, “después de punto se escribe mayúscula” repito todos los días, una y otra vez, en primero y en cuarto de la ESO, a los alumnos más jóvenes y a los mayores. Lo mismo da que se escriba a mano o con el ordenador, es algo tan sencillo que sorprende -a mí me sorprende- que se olvide y se incumpla continuamente.  Eso sí, por lo general no hay medias tintas: o escriben todo en minúscula o todo en mayúscula.

No creo equivocarme si afirmo que no sólo es una característica de un tipo de alumnado concreto, con carencias académicas o lingüísticas específicas, sino que lo he observado en alumnos de casi todo tipo de estado y condición. Modestamente, creo que es un síntoma más de la escasa o nula importancia que la sociedad le da a la escritura. Pocos son los que escriben sin faltas de ortografía, menos los que acentúan las palabras y menos aún los que puntúan correctamente un texto.

Esta semana que la Red de redes ha recuperado unas grafías tan queridas para los castellano parlantes (la eñe, la diéresis, la tilde y la c cedilla), hagamos un esfuerzo especial en la clase de Lengua para que nuestros alumnos recuperen la mayúscula. Prácticamente, la insistencia, en este caso, puede ser más que suficiente para salvar una característica de la escritura convencional que se está perdiendo día a día. Y no está el horno para bollos…

Recupero este vídeo, que he conocido a través de La bitácora del tigre de Eduardo Larequi. ¡Fantástico!

Marcos Cadenato

Imagen tomada de Google

Para saber más:

http://roble.pntic.mec.es/~msanto1/ortografia/mayus.htm

http://clic.xtec.net/db/act_es.jsp?id=1164

http://clic.xtec.net/db/act_es.jsp?id=1281

http://www.icarito.cl/medio/articulo/0,0,38035857_152308903_187681613_1,00.html

http://www.europarl.europa.eu/transl_es/plataforma/pagina/guia/apend1.htm

5 Respuestas a “Recuperemos la mayúscula

  1. Muy bueno el vídeo, Marcos. Pero ¿cómo hacerles entender a los alumnos que esto es importante, porque ellos te dirían “¡pero si nosotros ya lo entendemos!”. Y es cierto, pero aqui lo importante sería hacerles reflexionar sobre los diferentes registros ya que lo que puede ser lícito en un lenguaje de sms no lo es, sin embargo, en un trabajo de clase o una carta formal. Hay que trabajar con los registros y las situaciones de comunicación y hacerles reflexionar, a veces incluso desde el absurdo o el humor, que no todo vale en esto de la comunicación.
    Gracias por las direcciones, dan posibilidades para el trabajo: a dios/Dios (¿?) rogando y …

  2. El vídeo me ha parecido muy adecuado pero no sé si tengo tan clara la importancia de la ortografía. Trataré de explicarme, la ortografía es importante sí, es un aspecto formal que puede favorecer o dificultar la comunicación. Además está ligada con la tradición de la lengua, etc.
    Pero no sé, quizás por haberme formado en una situación en la que se identificaba dominio de la escritura con ortografía correcta me parece que la ortografía está sobrevalorada. Creo que como ocurre con los aspectos externos, formales es lo más sencillo de controlar (¿evaluar?) pero nos hace olvidar otros muchos aspectos implicados en el proceso de producción de un texto. Por ejemplo, la importancia que se da a la planificación, la importancia que se da a tener clara la finalidad del escrito, la importancia que se da a la estructuración del texto…Tengo la sospecha de que estos aspectos más resbaladizos, más difíciles de controlar, para los que normalmente no existe un blanco o un negro son los grandes olvidados a la hora de escribir, y a la hora de enseñar a aprender a escribir.

  3. Atención, no me refiero a la ortografía en general y en ebstracto. Yo también tengo mi opinión y quizás requiriera mayor matización. No. Simplemente lo que estoy recordando en esta ocasión es la importancia de ciertos hábitos lingüísticos necesarios, convencionales, pero absolutamente imprescindibles. Creo que respetar las mayúsculas en los nombres propios o después de punto es un síntoma- ojo, un síntoma- de orden, de educación, de formación, de organización …
    Tengo mis propias objeciones, pero en el aula, en los textos académicos, yo, al menos, “no puedo asumir la imperfección“. El profesor de Lengua debe explicar la estructura de un texto, los conectores, la coherencia, la cohesión, pero también -y es muy importante- la corrección. Nuestro trabajo no es fácil porque ¿qué es exactamente enseñar a leer y escribir correctamente? Creo que la respuesta ocuparía otro post y no un breve comentario.

  4. Es un hecho que un texto con faltas de ortografía nos hace daño y no creo que debamos renunciar a ella, pero no es menos cierto que en muchas ocasiones el trabajo con la ortografía, la morfología y la sintaxis se convierte en el centro de la práctica docente y cuestiones como la construcción de los textos y el proceso que implica se pierde en el bosque de la b,v, del sujeto y el complemento agente…
    No podemos ni debemos obviar ninguna parte de nuesta materia y eso incluye la ortografía.

  5. Pingback: ¡Felizes Fiestas! « Tres Tizas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s