Mejorar la Selectividad

Leo en diversos blogs que se invita a los lectores del mismo a participar en un meme. Aunque, confieso, no sé muy bien qué es a pesar de haberlo leído, me parece un buen sistema para reunir las opiniones de muchos profesores de una forma rápida, ágil, útil y, sobre todo, co-participativa. Pues bien, ¿nos atrevemos a iniciar uno en Blogge@ndo? Me refiero, claro está, a la famosa prueba de Selectividad y el enunciado sería más o menos así:

“La Coordinación de Selectividad solicita a todos los profesores de Lengua y Literatura que expongan cuáles, en su opinión, serían las modificaciones, reformas o cambios necesarios para lograr que la prueba sea más coherente, más objetiva, más acorde con lo que se enseña en el aula”

Estoy con Marimar  en que las preguntas  de Tema, Esquema y Resumen son pruebas absolutamente objetivas, difíciles para improvisar en hora y media y que requieren mayor tiempo que el real que se le dedica en clase (procedimentales). Por lo tanto soy más partidario de la reflexión lingüística de la prueba catalana, quizá más pertinente lingüísticamente, aunque bastante más difícil para los alumnos mediocres o malos. Porque, no nos engañemos, la Prueba de Lengua en particular, y la Selectividad en general, iguala o resta, difícilmente suma. Así que, obviamente, cualquier alumno puede improvisar un tema, hacer un resumen o perpetrar un esquema, pero es mucho más improbable que todos sepan identificar una proposición sustantiva de suplemento o explicar el significado de alguna perífrasis verbal del texto.

Aunque sé que a la prueba actual le quedan “dos telediarios”, mi propuesta sería la que sigue:

  1. Sustituir las preguntas actuales por una estructura similar a la de la prueba catalana: a) comprensión del texto, b) expresión y comentario crítico y c) una reflexión lingüística sobre el texto.
  2. Concretar, singularizar o acotar las preguntas. No se puede hacer una pregunta como la 3 del actual examen: “Caracterización del texto desde el punto de vista morfosintáctico, léxico-semántico y estilístico”. ¡Es una locura, prácticamente es un comentario la pregunta sola!
  3. Distribuir la puntuación del examen de una manera más equilibrada y que se ajuste más a la realidad. El actual me parece desequilibrado y desafortunado: Tema y resumen  (2 puntos), Esquema (1 punto),  Caracterización del texto desde el punto de vista morfosintáctico, léxico-semántico y estilístico (3 puntos), Funciones Lingüísticas (1 punto), Comentario crítico personal (3 puntos).

   Y, como en los memes se suele invitar a los lectores a participar, desde aquí invito a todos los que han participado en la polémica a que nos den su opinión -espero no dejarme a nadie-: Miren, Lu, Irene, Marimar y Ricardo.

Marcos Cadenato Chaning

Anuncios

5 Respuestas a “Mejorar la Selectividad

  1. Marcos:
    ¡Eres un elemento de cuidado! Ya me has metido en otro embrollo.
    Así que quieres hacer ruido ¿eh?
    Bueno, tendré que crear un nuevo blog porque quiero dedicar el de Pintura y poesía a trabajar estos dos aspectos.
    Espera unos días, te lo presento y propagamos el meme.
    Miren.

  2. Por cierto, le llamaré BLABLABLOG.

  3. Este es mi estreno como bloggera quizá porque al tema le tengo ganas. Me parece una gran idea utilizar esta herramienta tecnológica para “acordar” las diferentes opiniones del profesorado sobre temas puntuales, como el que en esta ocasión nos propone Marcos – el bloggero más cañero-, a través de esta “plataforma u observatorio” de Coordinación de la selectividad. Estoy de acuerdo con Marimar y con las consiguientes propuestas de Marcos, quizás apuntaría la posibilidad de no censurarcomo hasta ahora, a priori, el tipo de texto, pues considero que son muchos los alumnos y alumnas para quienes este último año de bachillerato, dadas las inclinaciones intelectuales de una gran mayoría, supone tambíén el último contacto -guiado-con los textos literarios, pudiendo perder el miedo y descubrir, el gusto por la expresión no sólo de los pensamientos sino de los sentimientos capaces de emocionar, sugerir, provocar,… en fin, considero que el no incluirlos “por decreto” es cuando menos, poco didáctico; porque como muy bien apunta Marimar, son muchos los profesores y profesoras que orientan los contenidos curriculares del 2º de bachiller a la prueba de selectividad, consiguiendo con ello no sólo empobrecer el horizonte intelectual del alumnado, sino convertir el aprendizaje de la compleja naturaleza humana, pues por esos caminos nos llevan los numerosos y distintos textos que se trabajan a lo largo del curso, en algo puramente mecánico y repetitivo al que aplican indiscriminadamente fórmulas para yo diría “liquidar” las diferentes cuestionen, pero con este sistema no se consigue sino alejarlos del sentido último que todo texto, como huella del pensamiento humano, encierra. Hay que practicar más la ELPIDOTERAPIA, antes de pedir recetas de ¿cómo hacer para?, saber qué queremos hacer realmente, no tener tantas fórmulas, sino objetivos lúcidos, en resumen y con ello me despido, creo que si tenemos asumido un POR QUÉ, seguro que logramos muchos CÓMO. Carmen Bosch

  4. Si el pueblo así lo quiere seguiremos con la selectividad. A mí no me preocupa de masiado el examen ( bueno no es verdad del todo) me preocupa lo que se hace durante los dos años de bachillerato. Me preocupa que sigan persistiendo muchas prácticas obsoletas, me preocupa que toda la carga renovadora del bachillerato LOgse no haya ( en su gran mayoría) modificado ni programaciones ni prácticas anteriores, me preocupa que a raíz de un modelo de examen determinado, se haya eliminado la literatura de las aulas de bachillerato subordinando dos años de trabajo a dos horas de examen. Me preocupa, sí es verdad, la misma Selectividad ¿por qué y para qué? La criba ya se hace en bachillerato para que se necesita una prueba externa que aprueban el 95% o má de los alumnos y alumnas . Por lo tanto , si de hacer propuestas se trata yo propongo la abolición de la prueba de selectividad.
    Ah, no creo haber dicho que las cuestiones de tema, resumen, etc. son objetivas lo que creo es que son de respuesta compleja y que esta complejidad no se trabaja. Se manda hacer y se sanciona lo hecho pero no creo que se enseñe cómo aprender a hacerlo mejor.

  5. Bien…, vamos avanzando. Desde contemplar la rica tipología textual a la supresión del examen. Por cierto, siento la equivocación: las preguntas de resumen, tema y esquema son complejas y, seguramente, no se preparan lo suficiente en clase, pero, además, -yo sí lo creo- deben ser objetivas y las valoraciones subjetivas, personales reservarlas para el comentario crítico. Esto es lo que quise decir. Esto es lo que quiero decir.
    Esperamos con interés más colaboraciones y opiniones.
    Marcos Cadenato Chaning

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s