Una clave para el entendimiento: saber comparar

 

Me gustaría hacer una reflexión sobre un procedimiento que empleamos frecuentemente en clase de Lengua y Literatura: comparar. Comparamos textos, estilos, autores…

He descubierto con preocupación que mis alumnas entienden este procedimiento como una simple búsqueda de DIFERENCIAS, omitiendo  semejanzas o parecidos.

¿No será ésta la clave de tanto desencuentro?

Dejo aquí el reto. Quizá esté en nuestra mano la eliminación de algunas barreras socio-culturales enseñando bien a COMPARAR.

5 Respuestas a “Una clave para el entendimiento: saber comparar

  1. Pudiera ser cómo dices que nos fijemos mucho más en lo que nos diferencia que en lo que nos une. Sin embargo y como dicen compartimos un porcentaje altísimo de material genético con los otros seres vivos. Puede ser una buena reflexión
    ¿Qué nos une?

  2. Es muy cierto lo que dices, Miren. La tendencia a fijarnos en las diferencias está muy unida a la de resaltar siempre lo negativo, que es una práctica bastante habitual en nuestra vida y en nuestro trabajo, y que no ayuda demasiado a la buena comunicación.
    Precisamente, Marcos, uno de nuestros compañeros de Seminario, está elaborando una caza del tesoro sobre lo que nos une en la diferencia. Tal vez nos pueda dar alguna pista.

  3. Con el permiso de Marcos, la utilizaré en el Grupo Tutorial de mi clase.

  4. Efectivamente, es evidente que muchos de nuestros alumnos no diferencian términos muy habituales en nuestras clases, como el verbo comparar, que vosotras citáis. En esta caza del tesoro que estamos haciendo, La vuelta al mundo en 80 imágenes, vamos a intentar observar qué es lo que nos une y qué es lo que nos separa a los seres humanos de los cinco continentes. Quizá te sirva, Miren, precisamente para eso: para que tus alumnos sepan distinguir entre similitudes y diferencias. Por cierto, y ahondando en el tema, he observado estos últimos años que hay términos entre nuestros alumnos –incluidos los de Bachillerato-, que, o bien les resultan difíciles o los entienden de aquella manera. Por ejemplo, y cito de memoria… recuerdo haber tenido serios problemas con conceptos como “objetividad“, “subjetividad“, “exposición“, “crítico“…, porque delimitan equivocadamente su significado o, simplemente, lo ignoran. Parece hora, de nuevo, mis queridas amigas, de poner de nuevo encimita de la mesa la necesidad de agrupar conceptos, definiciones, de emplear los mismos glosarios y de unir y no de separar. Vive la difference!, pero no este ámbito. Nik usteMCM

  5. Y ¿qué me dices de los conceptos: analogía, deducir, inducir…?
    Estos son crípticos y he comprobado que algunos compañeros de otras asignaturas los emplean a su aire.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s