Recordando a Rodari

Cuando abrí mi ordenador encontré un post que me decía ¿Cuál es tu password,bloggerberri?.No le entendía muy bien pero inferí que quería saber algo sobre mí, así que le di un datito que tenía apuntado en mi libreta y me dejó pasar…Me saludó diciendo:¿Qué tal, bloggeando Seminario?Entré en un mundo donde aparecían palabras como Post slung, blogroll, File,Uncategorized…Entonces 

Le toca al siguiente continuar

[odeo=http://odeo.com/audio/2651473/view]

Anuncios

3 Respuestas a “Recordando a Rodari

  1. Entonces fue cuando decidí adentrarme por ese mundo desconocido esperando encontrar grandes sorpresas y aventuras. Al clikar en el ratón en un lugar en el que ponía blogrolll comencé a disminuir de tamaño de manera prodigiosa, me convertí no como Gregorio Samsa en un insecto, sino en un bit pequeñito con el pelo rizado y ojos azules, con capacidad de andar y caminar por el mundo de la blogosfera. No sé cómo llegué a…

  2. una inmensa habitación llena de espejos. Busqué mi imagen pero, ¿cómo es un bit? ¿alguien lo sabe? en el mundo de reflejos superpuestos ¿quién era yo? ¿Aquella bolita similar a un pelusón de las antiguas alfombras de lana que se repetía en las esquinas de los espejos? ¿Ese mínimo residuo que parecía una resto de cáscara de pipa multiplicado tantas veces que no se podían contar? ¿ese grano de arena solitario en su multiplicidad? En aquel momento, experimenté una angustia innenarrable. Todo lo anterior me parecieron menudencias. ¡Qué más da no saber lo qué es un blog ni un blogroll cuándo no sabes quién eres tú! Quise llorar, pero aprendía algo sobre mí: los bits no tienen lágrimas. ¿Las habrán perdido en el ciberespacio? ¿Habrá un lago salado virtual hecho de lágrimas de bit? Creía que estaba enloqueciendo cuando

  3. …encontrá una piscina. Probé su agua a la búsqueda de mis lágrimas perdidas pero su sabor era dulce y había gente tirándose de cabeza; uno ¡chof! otro ¡chaf! ¡y sin neopreno! No estaba solo. Era un bit uncategorizad pero no estaba solo. La gente esntraba y salía de aquel país extraño llamado Irmadel. Unos se bañaban en la piscina, otros resbalaban con las hojas lánguidas del otoño, casi todos decían algo (says o reply o post….). A lo lejos se escuchaba una música deliciosa. Cada vez había más ambiente en aquel lugar. Al fin y al cabo, no era tan malo ser un bit.
    Mi deseo de llorar se trocó en sonrisa. Cual blogroll juguetón comencé a rodar y rodar por el blog y de pronto me encontré con un cuadrado lleno de números. Visto desde arriba parecía una especie de truqueme de esos de cuando éramos pequeños – los bits somos raros pero también hemos tenido infancia-. Unas casillas estaban en negro y otras en azul. Opté por las ázules. Salté al 8 . ¡Zas!, de repente, como si me tragara la tierra, el suelo se abrió bajo mis pies y se abrió una página nueva ¡Era increíble! Ahora al 13, al 15…. ¡Uau! ¡Era como el tunel del tiempo! Un tobogán que te llevaba y te traía hacia atrás y hacia delante. ¡Era un truqueme mágico!
    Había que reconocer que el sitio era divertido y la gente visitante parecía agradable pero aún sentía una pequeña punzadita en mi megacorazón; un ecozor en el estómago. ¿Era yo el único bit sobre la tierra? ¿Habría más congéneres en aquel blog? Encaminé mis pasos hacia un rótulo llamado Administración. Es ahí donde se pide información ¿no? Iba dispuesto a descubrirlo cuando…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s