OIR, ESCUCHAR Y ENTENDER: TRABAJANDO LA COMPRENSIÓN ORAL

Crédito de la imagen

Si en la entrada anterior, influidas todavía por la experiencia de Getxolinguae, nuestra reflexión se centraba en la comprensión lectora, en esta entrada nos queremos ocupar de la comprensión oral; una destreza tradicionalmente relegada en las programaciones y en la práctica del aula, pero no por ello menos importante en el desarrollo de la competencia en comunicación lingüística de nuestro alumnado.

Una de las consecuencias más evidentes de la implantación de la Evaluación Diagnóstica en las áreas de lenguas ha sido precisamente la mayor conciencia entre el profesorado de la necesidad del trabajo con la compresión oral. Si la lengua oral por lo general ha sido la pariente pobre en las clases de lenguas, el trabajo de la comprensión oral hasta ahora era casi inexistente en lengua castellana. Se trabajaba en inglés, algo en euskera, pero ¿en castellano? La seguridad de que el alummado, en su mayoría, conoce la lengua nos hace suponer que entienden lo que oyen. Pero una cosa es oír, otra escuchar y otra muy distinta comprender. A menudo, nuestro alummado oye en clase -sobre todo nuestras intervenciones- pero no solemos realizar actividades para chequear si  realmente escucha y entiendelo lo que oye.   Nuestra sensación es que la evaluación diagnóstica ha venido a cambiar un poco esta situación. Saber que nuestro alumnado tiene que pasar una prueba de ese estilo ha hecho que el profesorado empiece a realizar este tipo de actividades en el aula. Pero, la mayoría de los materiales didácticos al uso no incorporan actividades de comprensión oral y el profesorado se encuentra con la necesidad de diseñar sus propias actividades.

Para ello, hay que empezar por escoger un audio que sirva de base a la actividad. En este sentido hay que tener en cuenta que es importante trabajar con diferentes tipos y géneros textuales, y diferentes soportes(textos léidos o exposiciones del profesor/a o de otros alumnos/as, audios, vídeos…).

Independientemente de nuestras propias exposiciones orales que pueden servir de soporte a alguna de estas actividades, actualmente internet ha venido a suplir al sufrido casette y ahora con un ordenador y un cañón tenemos acceso a un enorme mundo de posibilidades. Todas las cadenas de televisión y radios cuelgan sus vídeos y poscast y muchos de ellos son perfectos para montar un actividad de comprensión oral. Pero además en la red hay muchos sitios, cada vez más, donde encontar audios y vídeos adecuados para su utilización en el aula. Aquí os dejamos algunas referencias en euskera y en castellano.

Pero para trabajar la comprensión oral, además de encontrar un audio ad hoc hay que  pensar que tiene que hacer el alumnado, es decir, cuál es el objetivo de la escucha (contestar unas preguntas, hacer un resumen, extraer las ideas principales, hacer un esquema, sacar conclusiones sobre el tema…) y qué deberá hacer posteriormente con esa información. No olvidemos que las actividades de comprensión oral no deberían ser actividades aisladas, sino insertadas en secuencias didácticas donde se combinan con las otras destrezas. Se trata de que el alumno/a haga algo con esa información que previamente ha comprendido (realizar una investigación, escribir un artículo, desarrollar un debate, etc.), que la aplique en un contexto determinado; esto nos dará la medida de si es realmente competente. En definitiva debemos diseñar una tarea, planificar qué estrategias de comprensión nos interesa trabajar  y establecer unos criterios e indicadores de evaluación que nos sirvan para medir el logro del objetivo.

Para esta segunda parte os dejamos algunos documentos que os pueden ayudar:

  • Estrategias de comprensión oral

Y, por último, la misma pregunta que os hacíamos en la entrada anterior  ¿A quién le corresponde el desarrollo de esta competencia? El profesorado de lenguas, poco a poco, va incorporándolo en su práctica habitual pero es evidente que el resto de las áreas debe implicarse en una tarea  coordinada si queremos obtener resultados en este campo. 

Este curso, en los planes de mejora derivados de la evaluación diagnóstica algunos centros se lo han planteado como un objetivo a conseguir. En este documento (pag 11 y siguientes) podéis ver un modelo de plan para trabajar la comprensión oral que implica a todo el centro. Es sólo un  ejemplo pero nos da pistas para saber hacia dónde caminar.

About these ads

2 Respuestas a “OIR, ESCUCHAR Y ENTENDER: TRABAJANDO LA COMPRENSIÓN ORAL

  1. Silvia González Goñi

    Buenísimo el material. Aunque me ha tocado corregir la parte escrita de la evaluación diagnóstica, no estuve presente en el examen de la parte oral y desconocía los criterios e indicadores. Me vendrán bien, junto con las estrategias, ¡gracias!

  2. Gracias, Silvia. Supongo que habrá sido una experiencia interesante, aunque difícil, la de tomar parte en la corrección de la parte escrita. En este documento sólo aparecen los de la comprensión oral pero el enlace final lleva al documento donde están los indicadores de cada una de las dimensiones. Sería interesante compararlos con los que tú tuviste que emplear.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s