El trabajo cooperativo: una estrategia metodológica para desarrollar competencias

Tomada de bealbesa.blogspot.com

 

Eduard Punset, en uno de sus últimos post, Menos contemplar y más interaccionar,  apuntaba la necesidad de incluir entre los contenidos de aprendizaje para nuestros jovenes el trabajo en equipo:

“¿Cuáles son las nuevas competencias que los jóvenes necesitan para encontrar trabajo, además de los secretos del liderazgo y del trabajo en el ámbito cultural, a los que me referí la semana anterior?

Basta con repasar todo lo que no se nos enseñó a los de mi generación, en cuya lista figura en, primer lugar, el trabajo en equipo”

Como apunta Punset, esta es una de las habilidades que nuestro alumnado debe conseguir si quiere, en un futuro, desenvolverse con fluidez en el mundo laboral. Y es, a su vez, una de las estrategias metodológicas más potentes que facilitan y promueven el desarrollo de las competencias básicas en el aula. Así pues, el trabajo en equipo es medio y fin en este marco de las competencias.

¿Cómo desarrollar competencias tan trasversales como la de aprender a aprender, la de autonomía e iniciativa personal o la competencia social y ciudadana? ¿Cómo promover la interacción entre los alumnos y alumnas para desarrollar la competencia en comunicación lingüistíca?

¿Cuál de estos dos escenarios es más adecuado para todo esto?

El trabajo cooperativo favorece la autorregulación del aprendizaje, la asunción de responsabilidades, la participación de todos y todas, las habilidades comunicativas orales, la ayuda mutua, el respeto, la empatía… El trabajo cooperativo es, además, una de las mejores estrategias para abordar la diversidad del aula y caminar hacia una escuela verdaderamente inclusiva.

Pero sabemos que trabajar en grupo de manera colaborativa no es fácil. Todos tenemos experiencias frustrantes en este sentido, ya sea como profesores o como alumnos; es una de nuestras asignaturas pendientes.

Cooperar es complicado. No se produce sin más por colocar físicamente al alumnado en grupos de cuatro. Hay que estructurar la actividad de manera que promueva y casi obligue a contar con los demás para realizar la tarea, asignar responsabilidades al alumnado y combinar de manera equilibrada el trabajo individual con el trabajo en grupo. Y en eso estamos.

Durante este curso, en el Berritzegune de Basauri-Galdakao, estamos llevando a cabo un seminario tutorizado por José Ramón Lago para poner en práctica el aprendizaje cooperativo. Nueve centros de la zona, de primaria y secundaria, se han embarcado en esta experiencia innovadora y están experimentando con diferentes técnicas  y estrategias metodológicas en la búsqueda de otra manera de hacer. Y además lo están haciendo, lo estamos haciendo, en grupo. La gente está ilusionada y los resultados están siendo muy positivos.

Este es el marco y los ámbitos en los que estamos trabajando:

(Tomado de la presentación de J.R. Lago Cooperar para aprender. Aprender a cooperar)

En entradas posteriores os iremos presentando algunas técnicas de trabajo cooperativo que nos parecen especialmente adecuadas para el trabajo en clase de lengua. Mientras tanto, en este wiki podéis seguir el recorrido que estamos realizando. Aunque el lenguaje vehicular de la web es el euskera,  tanto los materiales que aporta José Ramón Lago como los informes de los centros en los que el profesorado registra la experimentación con las diferentes técnicas están en castellano.

De momento, hemos aplicado técnicas de cohesión de grupo y ahora estamos poniendo en práctica estructuras cooperativas simples para aprender.

Nuestros centros se han animado, ¿y vosotros/as?

About these ads

11 Respuestas a “El trabajo cooperativo: una estrategia metodológica para desarrollar competencias

  1. Tocada y hundida. El tema de la escuela inclusiva en secundaria es enormemente complejo. Yo he visto dos casos en mi centro. El primero con un síndrome de Down (al que no tuve) y el segundo, con una niña “borderline”, que fue víctima de acoso. El problema con estos casos no es tanto el tiempo de permanencia en el aula y el trabajo que desarrollan en ella, sino las relaciones sociales que establecen fuera de los horarios de clase (en el patio, en las entradas y salidas, por ejemplo).
    Seguiré vuestro recorrido para descubrir nuevas luces sobre el tema.

  2. Efectivamente, es un tema complejo, pero lo que sí parece claro es que el trabajo cooperativo como metodología dentro del aula integra más fácilmente a todo tipo de alumnado y, por otro lado, el trabajo cooperativo como contenido a enseñar y aprender (con los valores que ello conlleva) ayuda también a cohesionar el grupo y a desarrollar actitudes de empatía, solidaridad, ayuda mutua, corresponsabilidad… que pueden mejorar el clima y las relaciones dentro y fuera del aula. Os contaremos la experiencia.

  3. Plantear trabajos cooperativos es algo que siempre me plantea grandes dudas, y creo que es una de las tareas pendientes de la escuela. ¡Bienvenidas vuestras experiencias!

  4. Si lo de transformar la Escuela en Comunidades de Aprendizaje para favorecer la inclusión y acelerar el aprendizaje es un acierto. Sólo que a veces creo que partimos de una lectura utópica -equivocada- de la realidad.
    Hay que buscar más formas de actuar en clase para que lo que trabajamos tenga más reflejo en la sociedad.
    En ello estamos.

  5. Efectivamente, Carlota, es una de las tareas pendientes. Iremos aprendiendo.
    El eterno dilema entre la realidad del deseo, Patxo. La sociedad en la que vivimos no se destaca precisamente por ser cooperativa e integradora pero ¿si no mostramos nosotros otros modelos al alumnado quién lo va a hacer? La escuela no debe obviar ni falsear la realidad, al contrario, otra de sus tareas es ayudar al alumnado a analizar el mundo en el que vive y desarrollar una actitud crítica ante las cosas. Pero, a la vez, creemos que debe enseñar y desarrollar otro modelo de sociedad, aunque sea en su pequeño microcosmos. Ahora, ¿cómo hacemos para que esa experiencia luego trascienda a la sociedad y resulte realmente transformadora? Gran pregunta. Como tú dices tendremos que analizar lo que hacemos para buscar siempre nuevos caminos. A nosotras nos parece que este del trabajo cooperativo es uno de ellos. Probémoslo.

  6. GRACIAS POR COMPARTIR CON NOSOTROS TAN IMPORTANTES CONTENIDOS, CURSO 9 NIVEL DE Lic. en Etnoeducacion con énfasis en Ciencias Sociales y me gustaria estar en contacto con ustedes para continuar consultando textos. Muchas gracias.

  7. marisol rodriguez

    Sì, definitivamente el trabajo grupal o cooperativo es determinante para el aprendizaje, ya que no sòlo aprendes de tus propias experiencias y ademàs conlleva a desarrollar los valores necesarios para una convivencia armònica…Muy bueno, muy didàctico , me gustò, os felicito…

  8. Pingback: Educación Parvularia « fernandadamaris

  9. Pingback: El trabajo cooperativo: una estrategia metodol&...

  10. Pingback: LA LECTURA COMPARTIDA: UNA ESTRATEGIA COOPERATIVA PARA DESARROLLAR ESTRATEGIAS DE LECTURA |

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s